La mitad de los bienes y servicios de la canasta subieron más de 10% en 12 meses

En 7 de los 13 rubros relevados por el INE, la inflación anual llegó a los dos dígitos en enero
La suba de tarifas llevó la inflación un poco más cerca del 10%. En enero, más de la mitad de los bienes y servicios que integran la canasta de consumo de los uruguayos subieron a tasas de dos dígitos, lo que muestra que el aumento de precios a tasas altas no está concentrado en algunos artículos puntuales, más bien tiende a generalizarse entre los distintos bienes y servicios a los que acceden los hogares.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) releva mes a mes el precio de una canasta compuesta por 374 bienes y servicios en Montevideo y el interior del país. En enero, 51% de esos productos tenían un precio 10% o más alto que en igual mes del año anterior, según los datos procesados por la Unidad de Análisis Económico de El Observador. En diciembre ese ratio era de 47%.

Si se tienen en cuenta los 13 rubros en los cuales el INE clasifica los distintos bienes y servicios de la canasta, siete mantienen tasas de aumento superiores al 10% y dos de ellos –educación, y alcoholes y tabaco– muestran tasas mayores a 12%.


El ancla de la inflación

Si bien el 10% no es una meta explícita que mantiene el gobierno, los analistas consideran que se trata de un umbral que ha funcionado en los últimos años como ancla de las expectativas. Con la inflación por encima del techo del rango oficial (7%) durante los últimos cinco años, no fue hasta que el ritmo de aumento peligrara superar el 10% que el gobierno tomó medidas para evitar a toda costa que escalara a dos dígitos.

Sin embargo, en la coyuntura actual esa ancla pierde fuerza dadas las crecientes probabilidades que ven los analistas de que en los próximos meses la inflación atraviese la barrera del 10%, aunque sea de manera temporal.

"Con este panorama, superar la barrera del 10% se vuelve una posibilidad concreta, en tanto las autoridades del MEF (Ministerio de Economía y Finanzas) parecen no estar particularmente preocupados por la evolución de dicha variable", señalaba el instituto Cinve en el último informe en el que analiza la dinámica de precios.

Si se tiene en cuenta la meta de inflación explicitada por las autoridades –con un objetivo de 5% y una tolerancia al alza o la baja de dos puntos–, no son muchos los bienes y servicios de la canasta de consumo que cumplen con esa restricción.

Solo uno de cada cuatro artículos relevados (25%) sube a tasas menores o iguales al 7% en un año, mientras que apenas 16% se encareció menos de 5% en el último año móvil.
En tanto, solo 19 bienes y servicios de la canasta del INE (5%) bajaron de precio en los 12 meses finalizados en enero.

Algunos analistas –como los economistas de CPA Ferrere– hablan de una nueva meta implícita por parte del gobierno, de 12%. Ese valor lo infieren a partir de la cláusula gatillo en las pautas de negociación salarial propuestas por el Ejecutivo para la ronda actual, donde se establece que si la inflación supera el 12% al mes siguiente se aplica un ajuste adicional en el salario por la diferencia entre la inflación acumulada y los ajustes ya otorgados.

Aunque no es generalizado, algunos bienes y servicios de la canasta de consumo están subiendo a una tasa superior a la nueva ancla inflacionaria. De los 374 bienes y servicios relevados por el INE, 29% suben a una tasa superior al 12%; y 12% avanzan a más del 15% anual.

Industriales ven difícil nuevo acuerdo de precios

El último acuerdo de precios entre el gobierno con los supermercados, importadores y sectores de la industria estuvo vigente entre noviembre y enero pasado. Eso implicó que se congelaran el valor de venta al público de 40 familias de productos como alimentos envasados, bebidas, artículos de tocador e higiene personal. Hasta ayer la Cámara de Industrias (CIU) no había recibido ningún planteo en la dirección de repetir la medida.

Entre los industriales no hay ambiente para apoyar nuevamente esa medida en el caso de que el gobierno lo solicitara, debido al escenario económico actual. "No hay condiciones dadas como para poder insistir en algo con todos los aumentos que hubo en enero. Es difícil que se pueda avanzar. La actividad ha caído, algunas empresas podían hacer ese esfuerzo porque estaban exportando y parte de lo que exportaban podían destinarlo a apoyar con su ventaja el mercado interno pero tanto los mercados internos como los mercados externos están complicados", dijo a El Observador el presidente de la CIU, Washington Corallo.

El empresario señaló que en el anterior acuerdo que se extendió por tres meses hubo sectores que "pudieron aguantar" y otros que no. De todas formas, valoró el esfuerzo realizado por las empresas para apoyar y tratar de frenar las presiones inflacionarias.Otra pata importante son los importadores. El año pasado pudieron acompañar tomando en cuenta que el gobierno desplegó medidas para amortiguar la suba del dólar, lo que mantuvo a la divisa estadounidense prácticamente planchada en la franja de $ 29 a $ 30. Pero en el nuevo escenario las autoridades parecen estar dando mayor libertad a la apreciación del billete verde y eso no los favorece porque tienen mayoritariamente ingresos en pesos con costos en dólares.



Populares de la sección