La multitarea o querer estar en todo no funciona

Aunque a veces hacer todo a la vez puede resultar más rápido, no conviene que esto se convierta en un hábito
Dicen que la multitarea conduce al caos, pero algunos expertos consideran que, bien gestionada, puede convertirse en el mejor camino para ser más productivos.

"La multitarea aumenta el rendimiento de los ordenadores, pero no ocurre lo mismo con los humanos", dice la socia de la consultora Be-Up, Marta Romo. Asegura que "desde el punto de vista de la neurociencia, la multitarea no es eficiente para el funcionamiento cerebral. El cerebro se divide en compartimentos y no pone el 100% de atención en cada cosa, sino que va a la mitad. Lo que sí es cierto es que, cuando estamos en modo multi, el cerebro percibe cierto estrés y hace que utilicemos nuestros recursos de supervivencia al máximo". De esta manera nos engañamos a nosotros mismos pensando que somos más eficientes, "cuando no es cierto porque ese modo multitarea no puede sostenerse en el tiempo", matiza.

Hacer muchas cosas a la vez no es sinónimo de eficiencia. Parece que avanzamos, pero querer estar en todo no es saludable para todos los profesionales. Eva Rimbau, profesora de recursos humanos en la Universidad de Cataluña, apunta que los investigadores coinciden en que con esta manera de trabajar o actuar, "lo que hace nuestro cerebro es cambiar de una tarea a otra. Atendemos de manera alternativa, pero no a la vez. Lo que puede ocurrir es que una de las tareas sea casi automática y, por tanto, requiera poca atención, así se puede atender a la otra sin mayores problemas, aunque difícilmente con tanta eficacia como si sólo se realizase ésta. La gente que hace mejor multitarea es porque su cerebro cambia fácilmente de foco de atención".

Cuando uno realiza más de una actividad a la vez baja su concentración en alguna de ellas y, por tanto, su rendimiento. Sin embargo, Rimbau señala que "en momentos de aburrimiento o cansancio, combinar dos tareas de bajo riesgo, como ordenar archivos y escuchar un podcast sobre un tema interesante, puede ayudar a mejorar el nivel de estimulación y, a partir de ahí, pasar a concentrarse en una única tarea que exija una mente despierta".

En el equilibrio está la virtud. Romo recomienda "respetar los ritmos del cuerpo, ir conociéndose poco a poco y así descubrir que en ocasiones, requiere adrenalina, emoción y hacer muchas cosas a la vez. En otros momentos del día, necesitará parar y centrarse en una sola tarea focalizando la atención. Para mí, la clave está en conocer en qué momentos del día el cerebro pide una cosa u otra".


Fuente: Expansión - Ripe

Populares de la sección