La música afro que se viene

Nuevos raperos, músicos y las flamantes protegidas de Beyoncé entre lo más destacado a conocer
BET (o Black Entertainment Television) es una señal de cable orientada a la comunidad afroamericana de Estados Unidos que desde 2001 realiza su propia premiación, los BET Awards, una oportunidad para celebrar las contribuciones a la cultura, el deporte y el activismo de cada año dentro de esa comunidad.

En varios aspectos esta premiación es un oasis entre tantas ceremonias que concluyen sin representar a la natural diversidad y que en los últimos años recibieron oleadas de críticas, como los premios Oscar y los Grammy.

Y como todas las premiaciones, de algún modo captan el espíritu del momento, invitando a quienes marcaron la cancha durante el año en el ambiente, así como también se homenajea a los ídolos desaparecidos. En concreto, en este año se recordó nada menos que a Prince y a Muhammad Ali.

Sus ganadores cubren a muchos de los artistas que son archiconocidos a nivel mundial y que, por ende, son los símbolos de muchos de los géneros más populares de la industria musical en el mundo, como el rap o el R&B. Beyoncé, la artista más ganadora en la historia de los premios, se llevó esta vez cuatro estatuillas, mientras que el rapero canadiense Drake obtuvo tres. Pero los shows en vivo de la ceremonia presentaron a varios artistas nuevos cuyos nombres sin duda comenzarán a sonar y, quién sabe, quizá sean las próximas estrellas globales.

Por ejemplo, el que ya está consolidado gracias a su hit Panda es Desiigner. El rapero lanzó su tema en diciembre del año pasado, pero comenzó a sonar con más fuerza luego de que el omnipotente Kanye West lo sampleara en el tema Father Stretch My Hands Pt. 2 de su controversial y reciente disco The Life of Pablo. Desde entonces, Panda llegó al puesto número uno del ranking de Billboard y es considerado uno de los potenciales temas del verano boreal.

Desiigner estrenó su primer mixtape el domingo pasado y editará un disco con GOOD Music, sello de West.

Embed

Por su parte, el músico y productor Anderson Paak lanzó este año uno de los mejores trabajos del 2016 con Malibu, al combinar el funk y R&B más groovero con una gran destreza rapera. Paak es además "protegido" de otro tótem de la música afro: Dr. Dre, y colaboró con el rapero y productor en su disco Compton (2015), su gran regreso tras 24 años de silencio.

Embed

También destacaron Chloe x Halle, otras "protegidas" de otra gran estrella: Beyoncé. Tras ver a las hermanas adolescentes realizar una versión de su canción Pretty Hurts en YouTube, la cantante decidió enlistarlas en su nuevo sello, Parkwood Entertainment, y ya tienen un EP en la calle: Sugar Symphony. Con un estilo que trasciende géneros, un talento innato y el sello de calidad de Beyoncé, Chloe x Halle pueden llegar al éxito pronto.

Embed

Otro nuevo artista con destaque en la ceremonia fue Bryson Tiller, que obtuvo dos premios como Mejor artista masculino de R&B y Mejor artista nuevo. El rapero y cantante, claro seguidor del estilo establecido por Drake –de hecho casi firma con su sello OVO–, comenzó su éxito tras Don't, tema lanzado en 2014 y que consiguió un cierto impulso en internet. Su nombre comenzó a hacerse más presente al año siguiente con la edición de su disco Trapsoul.

Embed


Finalmente, como Mejor artista de Reino Unido fue premiado el rapero Skepta, uno de los nombres que más suena en su país y que combina hip hop y el grime, una derivación de la electrónica caracterizada por sus sonidos de bajo profundos.

Los premios y la política

Considerando el tumultuoso momento político y social por el que está pasando Estados Unidos, era natural que los BET Awards reflejaran parte de ese sentir. En el comienzo Beyoncé realizó una presentación sorpresa con Kendrick Lamar. Ambos interpretaron Freedom, uno de los temas más comprometidos del disco Lemonade.

Embed

Durante la transmisión se realizaron críticas al candidato republicano Donald Trump y menciones al movimiento Black Lives Matter, pero fue el actor y activista Jesse Williams, ganador del Premio Humanitario, quien realizó el discurso que más dio que hablar. Allí no solo se refirió a la violencia racial sino que también llamó a sus colegas a la acción, al tiempo que pidió a quienes critican estos esfuerzos que "si no tienen interés en iguales derechos para las personas negras, entonces no hagan sugerencias a los que sí lo tienen", dijo.

Williams fue ovacionado de pie. Tras eso, el actor Samuel L. Jackson, quien recibió el Premio a la Trayectoria, afirmó: "no había escuchado un discurso así desde los años 1960".


Populares de la sección

Acerca del autor