La necesidad de aclarar si todo Helvetic es parte de la ruta K

Diputados argentinos presentaron nuevos documentos a la Justicia que apuntan a Damiani
Desde hace varios años la Justicia argentina intenta saber si todos los negocios de la fiduciaria suiza Helvetic Service Group tienen relación con el empresario argentino Lázaro Báez –y por tanto forman parte de la denominada "ruta del dinero K" para lavar activos– o si la utilización de esa fiduciaria no implica necesariamente estar implicado en la trama de lavado.

Con la ampliación de la denuncia presentada ayer por los diputados argentinos Graciela Ocaña y Diego García Vilas en Crimen Organizado, la Justicia uruguaya también deberá meterse en ese terreno porque hay al menos dos agentes uruguayos que trabajaban con Helvetic: el estudio JP Damiani & Asociados y Rospide Corredor de Bolsa Sociedad Anónima. Además, varios bancos locales también son nombrados.

Ocaña había presentado en 2013 junto al diputado Manuel Garrido la primera denuncia en Uruguay sobre lavado de dinero del grupo liderado por Báez. Desde entonces, la jueza Adriana de los Santos investiga el nexo local con la ruta del dinero K y, en el marco de esa causa, embargó la semana pasada el campo El Entrevero, ubicado entre José Ignacio y Punta del Este.

Graciela Ocaña diputada argentina

La documentación entregada ayer por los legisladores argentinos es fundamental para que la causa avance en Uruguay. Además de presentar un listado de giros bancarios desde o hacia Helvetic, los diputados entregaron ayer el auto de procesamiento del juez Sebastián Casanello y la declaración del valijero Leonardo Fariña, procesado por lavado de dinero y excarcelado luego de delatar a Báez en el juzgado. Los giros que mencionan los diputados en la ampliación de la denuncia fueron presentados como prueba por el fondo de inversión NML en el juicio que entabló en Nevada contra Argentina.

En ese listado aparecen dos sociedades anónimas vinculadas a Damiani que recibieron o enviaron fondos a Helvetic: Dysona y Decavial. El 8 de junio de 2010, por ejemplo, Dysona envió US$ 1,5 millones desde el Banco Surinvest de Montevideo a una cuenta de Helvetic en el LGT Bank del Principado de Liechtenstein. Dysona es una sociedad propiedad de Damiani y el inglés Kurt Portman que entre 2008 y 2009 desarrolló en Canelones el barrio privado Lagos de Carrasco Uruguay. La revista Paula publicó fotos de Damiani junto a Marcelo Ramos, presidente de Helvetic, en el lanzamiento del proyecto.

Por otra parte, la relación entre Helvetic y Decavial, empresa administrada por el estudio JP Damiani & Asociados, como revelan mails de los Panamá Papers divulgados por Búsqueda, no es una novedad. Decavial giró u ordenó giros millonarios a una cuenta de Helvetic en el Principado de Liechtenstein por la compra de un terreno en la parada 8 de playa Brava de Punta del Este.

Damiani no ha ocultado su relación con Helvetic ni con Ramos, a quien presenta como un agente que brindó servicios fiduciarios para su estudio, pero niega que eso lo vincule a la ruta del dinero K. El presidente de Peñarol explicó a El Observador que Helvetic es una fiduciaria que administra fondos y que nunca mezcló los suyos ni los de sus clientes con los de Báez. "Damiani deberá explicar cuál es el origen de estos fondos que le envió o recibió de Helvetic", dijo Ocaña.

Dos certezas y una duda

Lo que deben determinar las justicias de Argentina y Uruguay es cuán profundo es el vínculo entre Helvetic y Báez. Ese punto definirá, indirectamente, la relación entre Damiani y la ruta del dinero K.
Hasta ahora, hay dos certezas y algunas dudas. Seguro es que Damiani trabajó con Hevetic y que Helvetic administraba SGI Argentina, mejor conocida como "La Rosadita", la financiera desde donde los hombres de Báez enviaban fondos al exterior. De hecho, Helvetic controlaba el 96% de las acciones de SGI, informó el fiscal argentino Guillermo Marijuán en sus escritos.

La pregunta, entonces, es: ¿Ramos fue testaferro de Báez? Ocaña no tiene dudas. La diputada argentina aseguró ayer en El Observador TV que Ramos es "prestanombre" de Báez y los Kirchner. El fiscal José María Campagnoli, que investigaba en 2013 el vínculo entre Báez y los Kirchner, pensaba lo mismo. Ramos "es el enigmático testaferro" de Báez, expresó en uno de sus escritos el fiscal. Luego, Campagnoli fue separado de la causa.

Ramos declarará como indagado el 14 de mayo en Argentina y la Justicia de Uruguay estará atenta.
El estudio de Damiani "trabajó para Lázaro Baez", dijo ayer la diputada blanca Graciela Bianchi en El Observador TV.

El presidente de Peñarol lo niega. "Jamás hemos conocido, tratado, y menos aún asesorado a Lázaro Báez, por lo que jamás podríamos haber trabajado para él, cuando no se tuvo siquiera el más mínimo vínculo", expresó ayer en un comunicado el estudio de Damiani.

Nueve giros de Rospide a Helvetic

La denuncia presentada por los diputados argentinos menciona vínculos entre la empresa Rospide Corredor de Bolsa Sociedad Anónima y Helvetic Service Group. Entre el 23 de enero de 2012 y del 22 de febrero de 2013, Rospide realizó nueve giros por un monto total de US$ 2.145.000 a una cuenta de Helvetic en el banco LGT Bank del Principado de Liechtenstein. Todas las transacciones partieron desde el Nuevo Banco Comercial de Montevideo. Al ser consultados por El Observador, representantes de Rospide prefirieron no responder.

Populares de la sección

Acerca del autor