La noche en que tembló Jacinto Vera

Para una generación de uruguayos, el hospital Filtro es más conocido por la represión desatada el 24 de agosto de 1994
Un muerto, más de cien heridos, tres vascos extraditados y una radio clausurada fueron algunos de los efectos más visibles de los acontecimientos ocurridos el 24 de agosto de 1994 en las inmediaciones del hospital Filtro y a pocas cuadras del edificio Libertad, desde donde mandaba el entonces presidente Luis Alberto Lacalle.

Los daños políticos posteriores fueron difíciles de mensurar aunque muchos analistas consideran que el involucramiento del Frente Amplio en un episodio tan violento pudo costarle los pocos miles de votos que le faltaron a Tabaré Vázquez para llegar a la presidencia diez años antes de lo que finalmente lo hizo.

Por aquellos días, los medios de comunicación informaban profusamente sobre la situación de un grupo de ciudadanos vascos que desde hacía años estaban radicados en Uruguay y que el gobierno español acusaba de pertenecer a la organización terrorista ETA (Euskadi Ta Askatasuna).

Varios de ellos regenteaban el conocido restaurante La Trainera en donde solían comer varios representantes del sistema político de entonces, entre ellos Juan Andrés Ramírez que ocupó la jefatura del Ministerio del Interior durante los primeros años del gobierno blanco. Luego ese cargo fue desempeñado por Angel María Gianola, cuyo nombre quedó indisolublemente ligado a la represión que aquella noche de invierno ordenó en el barrio Jacinto Vera.

Balacera

Las cosas se precipitaron cuando la Justicia uruguaya avaló la extradición de tres de los casi 30 detenidos sospechosos de pertenecer a la ETA y los recluyó en la Cárcel Central, en donde comenzaron una huelga de hambre para pedir que Uruguay les concediera asilo político. Se trataba de Jesús María Goitia, Mikel Ibáñez y Luis Lizarralde quienes prontamente se ganaron el respaldo del Frente Amplio y de organizaciones sociales que pedían su rápida liberación.

La huelga de hambre empezó a hacer mella en los vascos y por eso fueron internados en el hospital ubicado en Bulevar Artigas y Cufré. A medida que la salud de los detenidos se deterioraba, el FA y el PIT-CNT aumentaban la presión contra el gobierno para que los liberara.

Hubo marchas y manifestaciones; en las cercanías del hospital los grupos más radicales de la izquierda montaron fogones y empezaron a juntar piedras esperando una decisión del gobierno.
El presidente del Frente Amplio, Líber Seregni, y el entonces intendente Tabaré Vázquez se hicieron presentes en el lugar y allí fueron aplaudidos pero también repudiados por quienes le pedían una postura más comprometida con la causa de los vascos.

Cerca de las 20 horas del 24 de agosto, el ministro Gianola dio la orden para que se reprimiera a los manifestantes a través de un operativo conjunto de la Guardia Republicana, la Guardia Metropolitana y varias seccionales.

Hubo palos y balazos como nunca antes desde el retorno a la democracia. Un enfermero que atendía a uno de los heridos recibió cuatro tiros en la espalda pero sobrevivió.

El joven Fernando Morroni quedó tendido en el suelo y ya no volvió a levantarse. Cerca de la medianoche, los vascos fueron sacados del hospital y conducidos al aeropuerto de Carrrasco desde donde se los trasladó a España.Dos de ellos fueron procesados y otro quedó en libertad.

El gobierno de Lacalle clausuró CX 44 Radio Panamericana –afín al MLN– con el argumento de que se había instado a la violencia desde sus micrófonos. Gianola fue interpelado por la izquierda pero siguió en el cargo. No hubo policías detenidos por los excesos en la represión.

Años después, el dirigente tupamaro Jorge Zabalza reconoció que, junto a otros compañeros, esperó en las inmediaciones del Filtro dentro de una camioneta cargada con bombas molotov que nunca fueron usadas.

En la zona de la balacera fue hallado el cadáver de otra persona pero las investigaciones de la Policía determinaron que se trató de un crimen ajeno a los hechos del filtro y empujado "por motivos pasionales".

Populares de la sección

Acerca del autor