La nueva apuesta colombiana de Canal 10 para sus tardes

La esclava blanca llega con buenas críticas y controversias
De un tiempo a esta parte la televisión se ha llenado de series que disponen de recursos y calidad cinematográfica. No solo en Estados Unidos, de donde suelen proceder buena parte de los productos consumidos a través del cable o de servicios como Netflix, sino en lugares más cercanos geográficamente y que también tienen una tradición de producción televisiva, como Colombia, de donde llega La esclava blanca, la nueva novela que Canal 10 estrenará en sus tardes, a partir del próximo lunes.

Más allá de su orígen, la serie, ambientada a mediados del siglo XIX, está protagonizada por un elenco multinacional, que además de colombianos incluye puertorriqueños, cubanos, venezolanos, panameños y españoles.De hecho, su protagonista es Nerea Camacho, nacida en Almería y ganadora en 2009 del premio Goya por la película Camino.

Camacho interpreta a Victoria, una mujer criada en una comunidad de esclavos fugitivos en la selva luego del asesinato de sus padres. Al crecer, es enviada a un convento en España, donde es educada como una joven de la alta sociedad. Esto le permitirá regresar a Santa Marta, Colombia, haciéndose pasar por una marquesa comprometida con un próspero esclavista. Con esta cobertura, Victoria buscará liberar a la familia que la crió y vengarse del asesino de sus padres.

La esclava blanca

La esclava blanca cuenta con el antecedente de ser la serie más cara de la historia de la televisión colombiana, con un costo de US$ 9,5 millones.

Además de esto, contó con una buena recepción por parte del público y críticos en su país de origen, no solo por la espectacularidad visual y de vestuario de esta recreación de época, así como por la temática racial que maneja, mostrando el maltrato a los esclavos y a la población negra en el pasado, pero que afirman, aún resuena hoy.

De todos modos, la serie también recibió algunas críticas por los castigos y el tratamiento mostrado a los personajes negros.

Sin embargo, historiadores consultados por la cadena Caracol (productora del programa), afirman que por violentos que puedan resultar este tipo de hechos fueron reales.

La telenovela, que fue exportada a diversos países africanos, europeos y americanos, desde su estreno en Colombia en enero de este año, llega ahora a la pantalla de Saeta.

Populares de la sección