La nueva hazaña de Federico Álvarez

El director habló sobre su nuevo filme, Don't breathe, coescrito junto al uruguayo Rodolfo Sayagués y recibido con elogios en sus primeras funciones en Estados Unidos
Alfred Hitchcock bajo los efectos del crack. Así definió un crítico de cine a Don't breathe (en español: "no respires"), la nueva película del cineasta uruguayo Federico Álvarez. Aunque la imagen del maestro del suspenso experimentado esa droga puede ser terroríficamente delirante, se trata en realidad de uno de los tantos elogios que el filme de Álvarez recibió el pasado fin de semana, cuando se exhibió por primera vez al público en el festival de tecnología, música y cine, South By Southwest (SXSW).

La película escrita por Álvarez y Rodolfo Sayagués –la dupla uruguaya detrás de la nueva adaptación de Posesión infernal (2013)– se proyectó en la sección Midnighters del festival. En palabras dela organización, se trata de un espacio dedicado a “las obras tenebrosas, divertidas, sexys y controversiales para los búhos nocturnos y los curiosos terminales”. La decisión de exhibir Don’t breathe en el SXSW, según contó Álvarez a El Observador, fue a raíz del vínculo previo de los uruguayos con el festival en Austin. Allí proyectaron previamente Posesión infernal y sus nombres comenzaron a tener más tracción en la industria.“La ciudad se transforma”, dijo Álvarez al describir el festival. “La presentamos el viernes y sábado. Estuvimos desde el comienzo hasta el final disfrutando cada momento de la película”,agregó. Álvarez y Sayagués vieron el filme junto al público del festival y luego participaron de un espacio de preguntas de la audiencia.

Federico Álvarez y Rodó Sayagués
Daniel Zovatto, Rodolfo Sayagués, Federico Álvarez y Dylan Minnette en la presentación de <i>Don't breathe</i> en el SXSW<br>
Daniel Zovatto, Rodolfo Sayagués, Federico Álvarez y Dylan Minnette en la presentación de Don't breathe en el SXSW

Tras el éxito de Posesión infernal hace tres años, su nuevo trabajo ha sido muy anticipado tanto Hollywood como en Uruguay. Ambos cineastas cuentan con el encanto de ser "los uruguayos trabajando en Hollywood", una historia que comenzó con el éxito viral del cortometraje Ataque de pánico (2009) y siguió con el trabajo de los uruguayos dentro de la productora de Sam Raimi, director de Diabólico (1983) y El Hombre Araña 2 (2004), entre otras.

Uno de los movimientos laborales más comunes entre los directores incipientes de Hollywood es el salto hacia películas conocidas como blockbusters, obras que usualmente forman parte de una franquicia popular como Rápido y furioso o dentro de un género taquillero como actualmente son los filmes de superhéroes. El camino de Álvarez y Sayagués, sin embargo, fue diferente. Luego de presentar el lanzamiento del DVD de Posesión infernal en la convención Comic-Con de San Diego, un viaje en auto entre ambos colaboradores inspiró la idea detrás de Don't breathe. "No teníamos ganas de volver al horror brutal", menciona Álvarez. "Uno tiene que hacer la película correcta y la mejor de los proyectos que estás desarrollando. Tiene que haber una buena historia que a mí me motive contarla". Don't breathe fue uno de los tres nuevos guiones que la dupla escribió en Hollywood.

A Álvarez le gusta definir a esta como "su primera película" debido a la escala menor de producción en comparación con Posesión infernal: "Tuvimos un camino poco ortodoxo. Tiene más sentido que este hubiese sido nuestro primer proyecto".

Don't breathe se centra en la invasión de tres jóvenes en la casa de un ciego con el objetivo de robarle. Para el infortunio de los protagonistas, una vez adentro se darán cuenta que se metieron en la casa equivocada. De acuerdo al portal especializado en filmes del género Bloody Disgusting, para describir el filme hay que imaginar un hijo entre Cacería macabra (2011) y La habitación del pánico (2002) de David Fincher.

Además de dirigir y escribir el guión, Álvarez también tomó la labor de productor de la película, un cargo que le permitió una mayor toma de decisiones en los detalles extranarrativos, así como también más libertad en sus obligaciones en proceso como la elección del reparto. Álvarez decidió volver a trabajar con actores de Posesión Infernal como su protagonista Jane Levy –"Dio una actuación brutal, quería volver a trabajar con ella", indica el director– y recibió nuevos rostros como los actores jovenes Dylan Minnette y Daniel Zovattoactor. Stephen Lang (Avatar, 2009), por su parte, encarna al veterano ciego que demuestra ser más capaz de defenderse a sí mismo y a su hogar, de las formas más sanguinarias posibles.

Don't breathe tendrá su estreno a nivel internacional en agosto y será distribuida por los estudios Sony.

Don't breathe fue filmada en 2015 con un rodaje divido entre Detroit y Budapest. Originalmente, según compartió Álvarez, se manejó la posibilidad de filmar en Uruguay, pero la capital de Hungría resultó más redituable debido a las exoneraciones tributarias que la ciudad europea tiene en torno a la filmación de cine en su país. De todas formas, la cuota uruguaya dentro del filme se hizo presente ya que además del trabajo del fotógrafo Pedro Luque como director de fotografía, también se contó con la presencia de Mauricio Mena y Gerardo Gonzalez en el trabajo de cámaras. "Había dos mates todos los días en el set", bromeó Álvarez.

Pedro Luque, Mauricio Mena y Gerardo González
El equipo de cámaras en <i>Don't breathe, </i>los uruguayos Pedro Luque, Mauricio Mena y Gerardo González<br>
El equipo de cámaras en Don't breathe, los uruguayos Pedro Luque, Mauricio Mena y Gerardo González

La premisa en torno a tres jóvenes intentando robar una casa también tuvo cierta inspiración local. "Es algo con lo que todos los uruguayos lidian, no tanto en persona cotidianamente pero sí al oír a la prensa hablar de rapiñas y demás", dice Álvarez. "Nunca pude evitar fantasear con cómo es esa aventura de alguien que arriesga su vida al robar. Desde punto de vista cinematográfico, es increíble. Son casi supervillanos en el mundo real".


Populares de la sección

Acerca del autor