La odisea de llegar al "Campeón del Siglo"

Cuatro filas de autos por la ruta, circulando a paso de hombre y la entrada al estadio congestionada con hinchas ansiosos por llegar
Llegar en hora a la fiesta de inauguración del estadio de Peñarol fue un privilegio con el que muchos hinchas no contaron. El espectáculo comenzó poco después de la hora 21, pero afuera del "Campeón del Siglo" todavía quedaban cientos de autos buscando un rincón en donde estacionar.

"Estacione acá, que no pasa nada", le dijo un cuidacoches a una mujer que dejó su auto a contramano sobre una rotonda -que ya se había transformado en parking-, frente a la estación de servicio casi lindera con Zona América. Funcionarios de una grúa de la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) le llamaron la atención. La mujer tuvo que poner el auto en el sentido opuesto para que no se lo guincharan.

Dentro del estadio, los afortunados que pudieron ver el show desde el principio escucharon varias veces el anuncio por alto parlante de que todavía quedaban muchos hinchas afuera. A la hora 21, el estacionamiento principal se cerró y solo sacaban las banderas de ocupado para algunos autos en particular, según presenció El Observador. La molestia de quienes iban llegando aumentaba.

El entrevero de autos, motos, bocinas, personas caminando y carteles que informaban la "tarifa" de los cuidacoches, comenzaba poco antes del empalme de la ruta 101 con la Perimetral. Allí, Policía Caminera ordenaba el tránsito.

Las banquinas se volvieron estacionamientos y las líneas que dividen una senda de la ruta con la otra desaparecieron. Algunos conductores intentaban acercarse lo más posible al estadio. Otros, optaron por dejar el auto en el lugar que encontraban libre -y medianamente seguro- y caminar. Así, cientos de hinchas manyas protagonizaron un éxodo hacia el estadio y caminaron kilómetros para llegar a la anunciada, y esperada, "Fiesta del siglo".


Embed

Luego de los problemas de estacionamiento generados durante el partido de inauguración del estadio el pasado lunes, Interior exhortó a utilizar el transporte público para concurrir al espectáculo. Y desde Peñarol se recomendó al público juntarse con otros asistentes y compartir vehículos.

El Ministerio del Interior y el club definieron una zona de exclusión de estacionamiento en las rutas 8 y 102 que está siendo controlada por efectivos de Policía Caminera, la Jefatura de Montevideo y personal de la organización y seguridad de Peñarol. Los vehículos que no respeten la prohibición de estacionar "serán pasibles de multa y retiro del vehículo a zonas habilitadas para estacionamiento", se afirma en el comunicado.

Estadio Peñarol estacionamiento

Y ante la obligación de tener que dejar el auto lejos del estadio, quienes aparecieron fueron los cuidacoches. Según pudo constatar El Observador,cobraban la vigilancia por adelantado.


Embed



Populares de la sección

Acerca del autor