La ONU lanza la nueva hoja de ruta hacia la paz en Siria

Delegado internacional se reunió con el gobierno, mañana con la oposición
El mediador de la ONU ara el conflicto en Siria, Staffan De Mistura, es optimista. Luego del alto el fuego que rigió entre las partes enfrentadas ebn ese país durante dos semanas, se considera que el terreno está lo suficientemente horadado como para comenzar a trabajar en una negociación hacia la paz. El proceso ya comenzó.

De Mistura anunció ayer que planea celebrar tres rondas de negociaciones de paz y tener al final de las mismas una "hoja de ruta clara" para la resolución política del conflicto. La primera ronda empezó ayer y terminará el 24 de marzo y siete días después comenzará una segunda de dos semanas para convocar, tras otro receso, a la tercera y última.

Precisamente mañana se cumplen cinco años del comienzo de la guerra, que en un principio consistió en una revuelta contra el presidente Bachar al Asad pero que luego se volvió más compleja con la intervención extranjera y el surgimiento y avance del Estado Islámico.

Al día de hoy hay varios grupos implicados: las fuerzas regulares, grupos rebeldes en unidad, grupos rebeldes en disidencia, kurdos y potencias que colaboran con alguno de los actores. De aquí surge la complejidad del conflicto y la certeza de que no será de fácil resolución, tras más de 270.000 muertes y millones de desplazados internos y externos. De Mistura de hecho reconoció que al término de estas sesiones de diálogo no habrá un acuerdo final para la transición política en Siria. Pero sí se tendrá al menos una fórmula clara sobre cómo conseguirlo.

El principal tema de discordia entre el gobierno sirio y la oposición es la transición política, pues los segundos exigen la salida del mandatario Al Asad antes de que se instale un "organismo de transición". Del lado oficial, en cambio, pretenden que haya una remodelación ministerial para formar "un gobierno de unidad", es decir ampliado a opositores pero bajo la autoridad del líder actual. Ese nuevo gabinete designaría a un comité para que redacte una nueva Constitución o enmiende la actual, para luego someter el texto a referéndum.

Primeros requisitos

Ayer la delegación del gobierno sirio entregó al mediador una lista con temas que propone discutir, al tiempo que le pidió que aclare una serie de dudas sobre la composición de la delegación de la oposición.

Así lo señaló a la prensa el jefe de la delegación enviada a Ginebra por el régimen sirio, Bashar Jafaari, quien precisó que su gobierno desea saber a qué entidades -por la parte adversa- invitó de Mistura a estas consultas diplomáticas. Pidió, además, que confirme que todos los grupos opositores serán tratados en igualdad de condiciones.

Después de la reunión de cerca de media hora que mantuvieron los oficialistas y el negociador, este comentó que se podía decir que todos están en la misma línea.

"Clarificamos cuestiones de procedimiento" y acordaron que el próximo encuentro sea mañana, miércoles. Con esto, los delegados gubernamentales tienen tiempo para hacer consultas con sus superiores que se encuentran en Damasco.

De Mistura prevé reunirse hoy con la delegación de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), la alianza formada por grupos rebeldes armados y la oposición política siria para este proceso diplomático.

En esa reunión se abordarán cuestiones de procedimiento, de modo que todos estén de acuerdo sobre la manera cómo se trabajará hasta el día 24, cuando está previsto que las consultas entren a un receso de siete a diez días.

De Mistura adelantó que cuando se vuelva a encontrar con los enviados del presidente sirio, será para trabajar en la agenda establecida en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, que se refiere -entre otros puntos- a una transición política dirigida por los propios sirios.

Si estas negociaciones fracasan, Mistura dijo que "la única alternativa, según lo entiendo yo, es volver a donde estábamos, que es un conflicto que desgraciadamente va a conmemorar su quinto año".

De Mistura aseguró que ponerse de acuerdo en una agenda común "no es una minucia, es algo muy importante y fundamental. Si vemos la resolución 2254 se trata de gobernabilidad, de una nueva constitución y de elecciones".

"Así que tenemos la intención de concentrarnos en el centro de esas cuestiones", agregó el diplomático.

Apelarán a EEUU y Rusia

Determinado, el mediador de ONU advirtió de que si las partes no muestran voluntad de avanzar en las negociaciones, acudirá a las potencias que respaldan a cada una de ellas.

"La ONU va a facilitar, mediando, estimulando el proceso, pero realmente los que tienen el poder de obtener la paz son los miembros del ISSG (Grupo Internacional de Apoyo a Siria), los miembros del Consejo de Seguridad y obviamente las partes sirias", reconoció.

EEUU apoya a los rebeldes y Rusia a los oficialistas. Además de ellos, Turquía, Arabia Saudita y otros países influyentes seguirán el proceso de cerca desde los dos Grupos de Trabajo: el del cese de las hostilidades y el de ayuda humanitaria.

"Los dos grupos de trabajo se van a seguir reuniendo de forma simultánea para centrarse en los dos temas y que estos no sean una distracción sobre el foco para el proceso político", explicó el mediador.

Fuente: Agencias

Populares de la sección