La ONU, otro escenario de divergencia entre EEUU y Rusia

El Kremlin utilizó por octava vez su poder de veto en Naciones Unidos para rechazar una resolución de condena al gobierno sirio

Las divergencias fundamentales entre estadounidenses y rusos quedaron en evidencia en una nerviosa sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, reunido para discutir un proyecto de resolución impulsado por Reino Unido, Estados Unidos y Francia.

Rusia impuso su derecho de veto al proyecto resolución que consideró "inaceptable".

El texto discutido condenaba el alegado ataque con arma química y expresaba el apoyo del Consejo de Seguridad a una investigación por parte de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ).

La resolución solicitaba a Siria que comunicara planes de vuelo de sus aviones, registro de cada vuelo e informaciones sobre sus operaciones militares el día del ataque a Jan Sheijun, así como los nombres de los capitanes de cada vuelo, y que proporcione esos datos también a investigadores de la ONU.

El veto ruso a la resolución provocó de inmediato reacciones airadas. La embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo que "la comunidad internacional ha hablado. Rusia tiene ahora muchas cosas que probar".

"A Asad y el gobierno sirio: ustedes ya no tienen más amigos en el mundo, a causa de sus actos horribles", apuntó Haley.

En París, el presidente François Hollande dijo que Rusia había asumido "una gran responsabilidad" por bloquear la resolución.

"Es la octava vez que Rusia opta por oponerse así a la mayoría del Consejo", lamentó Hollande, quien aseguró que su país "no había escatimado ningún esfuerzo, incluido en relación a Rusia, para reunir un consenso sobre este texto".

En Londres, el canciller Boris Johnson apuntó que el veto al proyecto de resolución "dejó a Rusia en el lado equivocado de la discusión".


Fuente: AFP

Populares de la sección