La oposición arma su puzle

Los partidos parten de distintas realidades: Lacalle Pou tiene el camino despejado, Bordaberry deja crecer grupos, Larrañaga y Mieres forman movimientos amplios
La oposición sabe que este año es de definiciones políticas y por tanto, debe decidir las candidaturas para luego salir a convencer al ciudadano. Si bien aún faltan más de dos años y medio para las elecciones, y el Frente Amplio debe enfocarse en gobernar, varios ya están en campaña.

Cada colectividad tiene distintas realidades y por eso los puntos de partida son diferentes.

Entre los colorados las miradas giran hoy hacia Pedro Bordaberry, de quien esperan que confirme si volverá a candidatearse.

Bordaberry comentó a El Observador que por ahora no dirá cuáles serán sus pasos porque eso "no aporta".

Su idea, dijo, es que se creen nuevos grupos que "germinen y compitan" para fortalecer al partido que quedó tercero en las pasadas elecciones..

El Partido Independiente espera anunciar este año la conformación de un espacio socialdemócrata que aún está verde. Unidad Popular intentará tener más legisladores y el Partido de la Gente, del empresario Edgardo Novick, presentará en 2017 sus primeros proyectos en el Parlamento..

Los blancos están más armados, tuvieron una mejor votación que el resto de la oposición en octubre pasado, y sus dos referentes, Luis Lacalle Pou y Jorge Larrañaga, ensayan distintas estrategias. Larrañaga aún no confirmo si se postulará y de Lacalle Pou nadie duda que lo hará.

Largó

En el Partido Nacional los dos grandes sectores tienen internas distintas al entrar en este "año bisagra en el que se adelantó el calendario", dijo a El Observador el director de la consultora Factum, Eduardo Bottinelli.

Lacalle Pou (Todos) no padece ningún "fuego amigo" comentó un allegado del senador a El Observador, por lo que el candidato se mueve ya decidido a participar de las próximas elecciones.

El senador hizo saber a su entorno acerca de la ventaja que significaría "buscar el mejor camino" para que el partido salga fuerte de las internas.

En ese sentido, la intendenta de Lavalleja, Adriana Peña (Alianza), incluso propuso lograr un acuerdo y presentarse con la fórmula presidencial ya armada. Otros creen que será difícil que los blancos puedan eludir la instancia de la elección interna.

En el equipo de Lacalle Pou se entusiasman al leer las encuestas por las simpatías que recoge el senador y porque apareció un porcentaje del 3% de votantes frenteamplistas dispuestos a darle su apoyo, afirman.

El senador Álvaro Delgado dijo a El Observador que Lacalle Pou "es el candidato de la oposición que más capta votos frenteamplistas y de indecisos".

Entre los puntos débiles registrados por encuestas –que el sector no revela–, se marcó "la edad" de Lacalle Pou, tiene 43 años, ya que los uruguayos suelen ver a los presidentes como figuras más veteranas.

Antes de las pasadas elecciones, entre las debilidades se consideraba que la gente lo veía como un candidato "de Carrasco" y alejado de los sectores populares. Bottinelli comentó que hay cierto rechazo "ideológico" hacia Lacalle Pou pese a haber ampliado su base de apoyos.

Con los datos que tiene el sector Todos se trabajará "en bajar el alambrado de la resistencia", comentó una fuente del grupo. Este año Lacalle Pou se mantendrá como un firme opositor al gobierno de Tabaré Vázquez –con quien nunca pudo reunirse a pesar de haber pedido ese encuentro–, pero también aportará ideas.

Movimiento


Por el lado de Larrañaga se impulsa la formación de un movimiento grande que involucre a otros partidos. Este año deberá determinarse el futuro de ese proyecto.

Su intención es lograr antes de las elecciones acuerdos políticos, aunque sean mínimos, y no como se hace habitualmente en el mes entre la primera vuelta y el balotaje.

El escenario 2017 se presenta ideal para probar en el terreno la idea de Larrañaga ya que la oposición tiene la posibilidad de articular consensos ante la pérdida de la mayoría parlamentaria que tenía el FA en la Cámara de Diputados.

El senador aún no confirmó si volverá a ser candidato presidencial pero dio señales de que dará la batalla.

En 2016, Larrañaga se enfocó en hablar con vecinos de distintas zonas. Considera a la mejora de la educación como base para resolver otros problemas y no dudó en marcar distancia de Lacalle Pou, por ejemplo, cuando éste propuso que el partido se apartara de las reuniones por seguridad a las que había convocado el presidente Vázquez.

El analista Bottinelli ve como virtud de Larrañaga "su madurez política" y la de su propuesta.

Por otro lado, remarcó que sin ser mayor que Daniel Martínez –una de las figuras que el Frente puede impulsar– "tiene un desgaste mayor en política" que el intendente de Montevideo.

Además, varios de los intendentes pertenecientes a su grupo empezaron hace unos meses a reunirse sin él, en una movida que algunos interpretan como un cuestionamiento a la figura del líder.

Allegados a Larrañaga niegan esa interpretación y aseguraron a El Observador que el movimiento en formación da cabida a las distintas sensibilidades internas del partido –como las que pueden tener los intendentes– o de dirigentes de otros partidos.

Larrañaga busca que la oposición "tenga una identidad", "actúe coordinadamente" y se presente como una alternativa para gobernar.

Otros partidos

En tanto, los partidos más chicos trazan sus estrategias pensando más en aumentar sus bancadas que en acceder a la Presidencia de la República, aspiración que no descartan pero que las encuestas no acompañan.

El Partido Independiente, del senador Pablo Mieres, impulsa la formación de un arco socialdemócrata y, en el último trimestre de este año, espera anunciar su creación, dijo el legislador a El Observador.

"La intención es construir un espacio amplio, veremos qué tanto, que tenga posibilidades de competir", comentó Mieres.

El Partido Independiente tiene hoy un senador y tres diputados.

La radical Unidad Popular, representada por Eduardo Rubio en Diputados, aspira a entrar al Senado y aumentar su bancada en la cámara baja.

Proyectos sobre vivienda y el ferrocarril marcaron su accionar. En el Parlamento votó con el Frente Amplio, por ejemplo, para evitar una comisión investigadora sobre Venezuela.

También se opuso al oficialismo cuando impulsó el retorno de los militares uruguayos que en misión de la ONU continúan en Haití. Este año, Rubio y otros dirigentes del partido continuarán recorriendo el interior.

Primera elección

El novel Partido de la Gente de Edgardo Novick presentará este año sus primeros proyectos en el Parlamento y dará a conocer propuestas. Novick se mostró, hasta ahora, crítico de la pasada gestión de José Mujica y más cercano con el presidente Tabaré Vázquez, quien incluso lo invitó a reuniones sobre seguridad y petróleo en la Torre Ejecutiva.

El Partido de la Gente, que tiene previsto participar por primera vez de elecciones nacionales del año 2019, cuenta hoy con una bancada de dos diputados y un senador que fueron electos por los partidos Nacional y Colorado.

Populares de la sección

Acerca del autor