La oposición dice que el dinero de la suba de tarifas irá a Rentas Generales

Directores de empresas públicas informaron a sus líderes en el Parlamento
Los directores de la oposición en las empresas públicas se reunieron ayer con los senadores blancos y colorados y les transmitieron que el ajuste de tarifas dispuesto por el Poder Ejecutivo es innecesario y solo tiene como objetivo volcar dinero a rentas generales.

Los directores que participaron del encuentro fueron los colorados José Amy (UTE) y Viribaldo Rodríguez (OSE), y los nacionalistas Gustavo Delgado (ANTEL) y Diego Labat (ANCAP).
En la reunión, los jerarcas informaron que está previsto que en el 2017 UTE transfiera a Rentas Generales US$ 217 millones, ANTEL US$ 105 millones y OSE US$ 32 millones. En tanto, el representante de ANCAP sostuvo que la decisión de la suba de los combustibles estuvo basada en una proyección que ubica al dólar en el entorno de los $33 pesos al final del 2017.

Los directores coincidieron en que ninguno de los ajustes era "necesario" y que la decisión fue adoptada por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para hacer caja. En tanto, los senadores opositores señalaron que a la suba de las tarifas se le debe agregar el aumento de la tasa del Impuesto a las Retribuciones Personales (IRPF) que empezará a regir a partir de enero.
El senador colorado José Amorín (Propuesta Batllista) dijo que la información recibida fue muy precisa y deja en evidencia que las últiomas decisiones económicas del oficialismo forman parte de un "ajuste fiscal" que se abatirá sobre toda la población.

En tanto, el senador nacionalista Carlos Daniel Camy (Alianza Nacional) dijo a El Observador que el ajuste de tarifas "tiene un notorio sentido recaudador y así quedó claro del informe realizado por los directores" de las empresas públicas.

"Es malo para el trabajo y la producción y, particularmente, es innecesario. Si a esto le agregamos la próxima suba del IRPF el golpe es muy fuerte", señaló el parlamentario blanco.
Aunque el ajuste de las tarifas públicas volvió a instalar la palabra "tarifazo" en el debate público, el ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, negó que los aumentos tengan un afán recaudatorio y sostuvo que tienen como eje el comportamiento la inflación (8,1% a noviembre).
En cambio, el diputado de la lista 711 Felipe Carballo lo tildó de "tarifazo" y la senadora del MPP, Lucía Topolansky consideró que el aumento podría haber sido sensiblemente inferior al decidido por el Poder Ejecutivo.

Aumentos.

La tarifa de ANTEL –que durante los dos anteriores períodos de gobierno mantuvo sin cambio sus precios– tendrá un ajuste promedio de 8%.

Las tarifas de OSE aumentarán 8,2% y tendrá un adicional complementario de 7,3% sobre el cargo fijo de agua, según la capacidad instalada medida a través del diámetro de conexión de cada cliente.
"De ninguna manera puedo estar de acuerdo con el uso de la palabra 'tarifazo', porque alude a un incremento desmesurado que solo piensa en términos de recaudación fiscal y no es así", dijo Astori en entrevista con el programa La mañana de El Espectador.
"Cuando uno actualiza en función de la inflación los precios no creo que se pueda hablar de tarifazo", agregó.

Los aumentos en las tarifas de agua potable, electricidad, telefonía y datos, y combustibles le ponen un piso de 1,2% al Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero.