La oposición endurece sus críticas y prepara interpelación a Astori

Blancos, colorados y Partido Independiente arremetieron contra la suba de impuestos
La oposición reaccionó ayer con un marcado rechazo a los cambios tributarios que acordó el Poder Ejecutivo con el Frente Amplio (FA), como lo había hecho antes cuando el gobierno decidió subir la carga tributaria.

Las críticas arreciaron tras los anuncios oficiales y apenas ingrese al Parlamento el proyecto de Rendición de Cuentas donde se incluirá el aumento del Impuesto a la Renta para las franjas superiores, el Partido Nacional, a través del senador Jorge Larrañaga, presentará el pedido de interpelar al ministro de Economía Danilo Astori.

Larrañaga ya trabaja para esa instancia, que para concretarse necesitará de los votos del resto de la oposición, algo que se descuenta conseguir, según allegados al legislador consultados por El Observador.

El senador colorado Pedro Bordaberry para quien el "ajuste anunciado no será suficiente" por lo que "habrá más", dijo también a El Observador que votará la interpelación. Pablo Mieres (Partido Independiente) también la apoyará.

Mieres dijo a El Observador que el nuevo ajuste "es igual perro con un collar un poquito distinto".

El acuerdo del Poder Ejecutivo con el FA implica que el proyecto se votará sin cambios. El punto fue abordado ayer por el Secretariado de la coalición que, según participantes del encuentro, "valoró positivamente" lo acordado y el hecho de haberse logrado tras consultarse a todos los sectores.

En el Secretariado quedó claro que en el Parlamento "no habrá retoques" en el capítulo tributario.

En la sesión del 24 de mayo, cuando el Senado fue convocado para discutir el informe del presidente Tabaré Vázquez del 1° de marzo, el debate derivó rápidamente a lo que la oposición llamó "ajuste" y el Ministerio de Economía "consolidación fiscal".

Ese día, Larrañaga, anunció que interpelará a Astori y dijo que "la inmensa mayoría de los uruguayos se sienten trampeados. Esa es la realidad. Sienten que se les dijo una cosa y ahora se hace otra".

Los blancos recuerdan en todo momento que el FA prometió que no subirían los impuestos y ahora lo están haciendo.

Desde el oficialismo, el diputado José Carlos Mahía reconoció a El Observador que esa promesa no se pudo sostener, y dijo que el cambio obedeció a las nuevas condiciones económicas del país y de la región que obligó a corregir la carga tributaria, algo que deberá explicársele a la gente.

Declaración blanca

Mientras el ministro Astori detallaba ayer desde la Torre Ejecutiva las nuevas franjas y porcentajes del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), a pocas cuadras, desde su sede frente a la Plaza Matriz, el Directorio del PN emitió una declaración crítica.

En un comunicado firmado por el presidente del directorio, el senador Luis Alberto Heber, los blancos afirmaron que se está ante "un severo ajuste fiscal" que fue la "única respuesta" que encontró el Poder Ejecutivo "para enfrentar el deterioro de las cuentas públicas".

El aumento de impuestos tendrá "efectos recesivos" e impactará fundamentalmente en la economía de los trabajadores y asalariados, afirmó el PN. En la nota, también reclamó que el gobierno reduzca "el escandaloso gasto público-burocrático y político construido a la largo de los últimos años".

Poco después de la conferencia de Astori, el senador Luis Lacalle Pou –que está en el exterior– expresó su opinión a través de twitter: "consolidación de la mentira", escribió.

En la última campaña electoral los blancos, en particular los del sector Todos, anunciaron que los candidatos del FA, Vázquez y Raúl Sendic, no podrían sostener su promesa e incluso acusaron de "deshonestidad intelectual" a Astori.

Por su parte, el senador Pedro Bordaberry dijo ayer a El Observador que se está en el comienzo del ajuste porque lo anunciado "no alcanzará" para frenar el déficit que ya era alto cuando estaba en 3.6% del PIB y ahora subió a 4%.
Consideró que los resultados de las empresas públicas "van mal", "no sólo en ANCAP", sino también en "ANTEL, Banco de Seguros y el Banco Hipotecario".

Para el legislador colorado el gobierno deberá ir por el lado de los gastos "donde hay para ajustar", y mencionó el ingreso de funcionarios públicos que aumentó en más de 60.000 en la última década. Bordaberry presentó un proyecto para prohibir, salvo excepciones, el ingreso de empleados estatales por cinco años.


Populares de la sección

Acerca del autor