La oposición reconoce algunos avances en el combate al delito

Bonomi informó que rapiñas bajaron 83% en Cerro Norte y 60% en Marconi

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, logró que el Parlamento aprobara el año pasado mayor presupuesto para implementar un nuevo sistema de patrullaje basado en el aumento de la presencia policial en horarios y en zonas con altos índices delictivos. Tres meses después de que comenzara a ejecutarse, el Programa de Alta Dedicación Operativa (PADO) comienza a mostrar buenos resultados: las rapiñas bajaron 83% en Cerro Norte y 60% en Marconi en relación a igual período del año pasado. La oposición, que ayer recibió a Bonomi en la Comisión de Presupuestos Integrada con Hacienda y escuchó la presentación de estas cifras, advierte que el cambio en la estrategia de combate al delito es positiva.

"En algunos lados se demuestran avances y eso es incuestionable, como la supuesta caída de las rapiñas en algunas zonas de Montevideo por aumento de patrullaje, lo que termina dando la razón a quienes venimos insistiendo en la necesidad de mayor patrullaje en todo el territorio nacional", dijo a El Observador el diputado Gustavo Penadés, del Partido Nacional (PN).

El diptuado Iván Posada, del Partido Independiente, también reconoce que la puesta en marcha el 1º de abril de "una estrategia totalmente distinta representa un cambio indudablemente positivo". De todas maneras, advierte que la caída es aún "muy reciente".

Por su parte, el diputado Conrado Rodríguez del Partido Colorado (PC) dijo a El Observador que "posiblemente" el PADO sea "una buena herramienta" aunque lamentó que es "insuficiente porque llega a muy pocos puntos del país". El sistema de patrullaje en el que trabajan 1.000 policías de dedicación completa abarca Montevideo, Canelones y Ciudad del Plata, en San José.

A pedido del diputado Posadas, el ministro Bonomi informó ayer en la comisión parlamentaria sobre los primeros resultados del nuevo sistema de patrullaje. Desde su implementación (es decir, en los últimos tres meses) las rapiñas bajaron 3,5% en Montevideo y 15% en Ciudad del Plata, la localidad de 30.000 habitantes que concentra la mayor cantidad de delitos del departamento maragato.

La situación en Canelones es diferente. En ese departamento, las rapiñas aumentaron 20% en los primeros tres meses del año pero el primer semestre cerró con una suba de 2% en relación al año pasado. Las autoridades del Ministerio del Interior aseguraron en el Parlamento que el PADO amortiguó la suba de las rapiñas en Canelones, mientras que en Montevideo y San José generaron una caída en el delito.

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, prometió en la campaña electoral bajar 30% los hurtos y las rapiñas durante el actual período de gobierno.

Reconocimiento y crítica

El reconocimiento en el cambio de estrategia del ministerio está acompañado, en algunos casos, por ciertos reproches.

"Hay algunos avances pero quizá van más lentos de lo que se necesita que fueran producto de que hoy la situación de inseguridad sigue siendo un tema muy importante en otras zonas del departamento y del país", advierte Penadés (PN), quien recordó que "en el pasado Bonomi llegó a sostener que no era necesaria tanta policía en la calle, que el tema no era la cantidad".

Por su parte, el diputado Rodríguez (PC) aseguró que "puede ser que en ciertas zonas se haya mejorado algo producto del patrullaje preventivo pero no es algo ostensible que haya mejorado la situación general de la seguridad".


Populares de la sección