La oposición siria acepta ir a las negociaciones de paz

Dialogarán en Ginebra a fines de esta semana; falta la respuesta oficial
El alto el fuego que se vive en Siria desde hace diez días comienza a dar sus frutos: ayer la oposición siria aceptó acudir a Ginebra para participar en negociaciones para poner fin a cinco años de guerra.

Las negociaciones, previstas a fines de semana bajo la égida de la ONU, serán las primeras desde la entrada en vigor el 27 de febrero del acuerdo para un cese de hostilidades suscrito entre Estados Unidos y Rusia. En Siria hay una guerra en curso desde 2011. Comenzó como un conflicto interno pero se amplió con la participación de potencias internacionales, así como con el avance del Estado Islámico.

"El Alto Comité de Negociaciones (ACN) acepta ir a Ginebra. Está previsto que la delegación llegue el viernes", anunció ayer Riad Naassan Agha, un portavoz del ACN. La organización reúne a los grupos más importantes de la rebelión siria.

El emisario de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, había fijado en principio el jueves como día para el inicio de estas negociaciones indirectas. Falta que otra de las partes implicadas, el régimen del presidente Bachar Al Asad, anuncie la fecha de llegada y la composición de su delegación.

En los últimos días, la oposición había expresado cierta reserva a participar en las negociaciones debido, según aducían sus portavoces, a la falta de avances en la ayuda humanitaria y a violaciones de la tregua por parte del régimen.

"Hemos notado una neta disminución de las violaciones del alto el fuego en los últimos días y un avance en lo que respecta a la ayuda humanitaria", en particular a las ciudades sitiadas, precisó Riad Naassan Agha. En parte, el alto el fuego se procuró para que se pudiera dar ayuda humanitaria a los asediados por el conflicto.

"Constatamos que hay presiones internacionales sobre todas las partes, en particular sobre Rusia y el régimen, para respetar la tregua", dijo el portavoz. "El esfuerzo no es quizás completo pero es real y esperamos que siga en los próximos días", agregó.

Incluso Moscú, que apoya al presidente, anunció ayer que la tregua se mantiene "de forma general" al margen de "provocaciones y bombardeos aislados". No obstante, se mantienen los bombardeos a los grupos terroristas Estado Islámico y Frente Al Nusra, ambos excluidos del acuerdo.

Desde las primeras negociaciones, que fracasaron en 2014, el principal obstáculo sigue siendo el destino del presidente Bachar Al Asad, que rehúsa dejar el poder pese a cinco años de guerra que han provocado más de 271.000 muertos y millones de refugiados y desplazados.

Hace algunos días, Al Asad dijo que le corresponde a los sirios decidir sobre el futuro del jefe de Estado, en el poder desde 2000.

A principios de febrero una primera ronda negociadora quedó suspendida por la intensificación de los bombardeos rusos en Siria. Rusia lleva a cabo desde setiembre de 2015 una campaña aérea para apoyar al régimen de Asad.

El plan de paz


  1. Negociaciar entre las partes, con vistas a un nuevo gobierno en Siria.
  2. Redactar una nueva Constitución para el país.
  3. Convocar a elecciones parlamentarias y presidenciales en un plazo de 18 meses.


Fuente: AFP

Populares de la sección