La oposición siria pide tres cosas y empieza a negociar con ONU

Al comienzo del diálogo de paz con la oposición, piden garantías humanitarias
Después de semanas de negociaciones, ayer comenzó formalmente el diálogo entre representantes de la oposición siria y el mediador de Naciones Unidas, que también recibe a los responsables del gobierno de Bachar al Asad. Por primera vez desde que comenzó el conflicto en marzo de 2011, las partes están dispuestas a dialogar a través del mediador y se vislumbra una esperanza de paz.

Staffan de Mistura, el respresentante de ONU, se reunió el viernes con los enviados de las autoridades sirias y ayer con su contraparte, dando así comienzo a unas conversaciones que serán indirectas y que procurarán restablecer la paz en el país.

El conflicto comenzó en 2011 como una revuelta popular de Al Asad, que llevaba 11 años en el poder y era sucesor de su padre. Pero con el paso del tiempo la guerra se amplió con más bandos implicados en el terreno, así como con alianzas a nivel internacional.

El portavoz de la alianza opositora, Salem Muslit, precisó en una entrevista con la agencia EFE que el grupo al que representa (una mezcla de sectores políticos, facciones, milicianos y activistas) tiene tres exigencias claras: que cesen los bombardeos en áreas civiles, que se facilite el acceso de la ayuda humanitaria a áreas bajo cerco militar y que se libere a mujeres y niños detenidos en las cárceles del gobierno.

"Si se quieren bombardear posiciones terroristas o del Ejército Libre Sirio (un grupo rebelde), que sea lejos de áreas civiles, pero los objetivos de esos bombardeos son áreas civiles, en lugares donde no hay presencia de terroristas", señaló Muslit a EFE.

El delegado agregó que en cuanto se detengan los bombardeos sobre zonas no militares, se reducirá el flujo de migrantes que buscan llegar a Europa como refugiados.

"Queremos aliviar la presión que sufren los países europeos por el enorme número de refugiados. Queremos que nuestra gente regrese a Siria, pero para ello tienen que ayudarnos a parar los bombardeos aéreos del régimen y de Rusia. Si esto ocurre, créame, al día siguiente verán que el número de refugiados se reducirá a la mitad, de inmediato, y la gente empezará a volver", sostuvo el representante opositor.

En la zona hay bombardeos del gobierno y de Rusia que buscan exterminar a los terroristas del Estado Islámico que operan en la zona. Pero sobre el terreno denuncian que esos ataques no tienen objetivos terroristas, sino que van directo a los civiles. También bombardea una coalición encabezada por Estados Unidos que busca exterminar al EI, pero eso no fue denunciado por los opositores de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN) que viajó a en Ginebra.

El portavoz opositor informó que ayer entregó al representante de ONU una lista con 3.800 nombres de mujeres y niños detenidos en cárceles del gobierno sirio, aunque estimó que el número total de esos prisioneros "debe ser diez veces mayor".

"Hay mujeres y niños detenidos en las cárceles del régimen sin razón, es muy difícil ver que hay mujeres embarazadas que dan a luz en la cárcel", comentó Muslit.

Con ánimo de dialogar

De todas maneras, el referente de los disidentes aclaró que estas cuestiones no serán condiciones excluyentes para empezar ese diálogo. Aunque las cuestiones humanitarias son de primera importancia, "nuestro principal objetivo no son las cuestiones humanitarias, sino iniciar el proceso político", indicó.

"Hemos hecho un largo viaje para negociar y queremos que esto sea un éxito. Para nosotros es importante que seamos honestos con nuestra gente, que quiere una Siria para todos, kurdos, árabes, cristianos y musulmanes", añadió.

Discutir estos temas "hará más fácil empezar las negociaciones" políticas, indicó Muslit.

Muslit precisó que la CSN representa a "más de 12 grupos, los llamados luchadores por la libertad, aunque no sea lo que dice el régimen". No integran la coalición los miembros del Estado Islámico o del frente Al Nusra, facción local de Al Qaeda. Según su portavoz, el bloque tiene capacidad de hacer cumplir en el terreno los compromisos que eventualmente asuman en estas negociaciones.

En enero murieron 150 personas por día en Siria

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos procesó los últimos datos de difuntos por causa del conflicto en el país. Según su reporte, en enero murieron 4.680 personas por la guerra, lo que es 150 por día.

De los muertos de enero, 1.345 eran civiles, entre ellos 295 menores de edad y 190 mujeres. Fallecieron por los bombardeos del régimen, de Rusia y de la coalición internacional, así como por el disparo de cohetes de facciones rebeldes, del Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y del grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Otros civiles fallecieron por torturas en prisiones gubernamentales, la falta de alimentos y medicinas, asesinados por el EI u otros grupos, explosiones de bombas y disparos de francotiradores, agregó el Observatorio.

En el bando gubernamental hubo un total de 1.599 bajas, entre miembros del ejército y de milicias afines.
Además murieron 603 combatientes sirios de organizaciones rebeldes y kurdas, así como 1.080 guerrilleros extranjeros del Frente al Nusra, el EI y el radical Ejército de los Emigrantes.

Fuente: Con agencias

Populares de la sección