La oposición ya largó su carrera hacia 2019

La oposición, aun con dificultades, busca caminos para coordinar y posicionarse mejor de cara a las elecciones del año 2019
Ninguno de los líderes reconoce en público que varias de sus acciones están ya orientadas a las elecciones de 2019, aunque ellos trabajan con ese fin. En el Frente Amplio, no tienen dudas que la oposición ya está en carrera.

Los caminos que tiene la oposición depende bastante del lugar desde donde parte cada uno. La propuesta para avanzar pasa por "coordinar", pero los liderazgos personales dificultan el desarrollo de alianzas.

Una incógnita, por ahora, es determinar qué hará Edgardo Novick, el último outsider que obtuvo poco más de 200 mil en Montevideo (ver nota abajo). En los partidos tradicionales siguen de cerca lo que hace el candidato de la Concertación. Le reconocen lo hecho aunque, según consultas de El Observador, creen que sus votos son blancos y colorados más que de frenteamplistas disconformes cuando lo que se necesita para ganar es pescar afuera.

Con las figuras actuales, los candidatos opositores tienen un perfil de poco arrastre en la izquierda. En el rango de centro derecha, entran Luis Lacalle Pou, Novick y Pedro Bordaberry ; y del centro a la izquierda, se visualiza a Jorge Larrañaga y Pablo Mieres.

Operadores blancos y colorados dijeron a El Observador que la pelea es por quitarle votos al Frente Amplio y por eso, la estrategia es coordinar y acordar grandes temas previo a un balotaje. La oposición busca mostrarse con capacidad para gobernar.

Partidos

Los blancos volverán con dos caras conocidas.

Lacalle Pou intentará retener el timón y el senador Larrañaga volverá a dar pelea y así lo anunció, según supo El Observador, a un grupo pequeño de colaboradores.

Ambos recorren el interior y en esta etapa priorizan el diálogo con los alcaldes y ediles que son los que están en contacto directo con la gente.

Larrañaga lanzó la idea de armar un gran paraguas opositor –que no es contra el Frente Amplio, explicó– aunque el objetivo es superarlo y sacarlo del poder.

Con esa meta de unir a la oposición ya recibió en su despacho al líder colorado Bordaberry, a Novick y al senador Pablo Mieres del Partido Independiente.

Lacalle Pou, golpeó políticamente con la investigadora de ANCAP que ubicó a los blancos en la primera plana y trabaja en la presentación de medidas para reactivar la economía, dijeron a El Observador allegados al senador nacionalista. Presentó ideas para la zona fronteriza cuando se complicaron los negocios minoristas por la diferencia cambiaria; propuso usar US$ 300 millones de reservas del gobierno en el Banco Central para infraestructura; y presentará otras medidas al gobierno para apoyar a los sectores productivos. En materia política se distanció del gobierno, pidió una entrevista con el presidente Tabaré Vázquez que aún no se la concedieron, y le reclamó al presidente una mayor presencia.

Lacalle Pou, pensando en un futuro balotaje, quiere a la oposición "coordinando" y llegar a esa instancia con una imagen de capacidad gubernativa ante la opinión pública. En esa línea fue que en noviembre, en un reunión privada de la que informó El Observador, alentó a Novick a postularse a la Presidencia. Cuantos más jugadores haya en la cancha, mejor, piensa Lacalle Pou.

Del otro lado, está Bordaberry que busca reflotar al Partido Colorado, el que más años gobernó en Uruguay.

Bordaberry y Lacalle Pou, por sus perfiles ya tuvieron varias diferencias. La primera fue cuando el líder colorado planteó extender los días de sesiones del Senado, algo con lo que no estuvo de acuerdo su colega blanco. También se distanció Bordaberry cuando Lacalle Pou propuso usar reservas del gobierno –El Observador informó que eran US$ 300 millones– depositadas en el Banco Central.

Es notorio que los colorados arrancan esta etapa más golpeados.

El sector principal, Vamos Uruguay, tuvo varios desprendimientos de legisladores y su performance en las últimas elecciones los dejó bastante atrás. El batllismo, de José Amorín, también se dividió y se formó un nuevo grupo con Tabaré Viera en Rivera, el intendente Marne Osorio y el diputado Conrado Rodríguez en Montevideo.

Bordaberry, con ese panorama, propuso a los dirigentes que formen sus propios grupos y compitan en la interna.

También se espera la decisión de Novick que lo puede llevar al Partido Colorado.

Bordaberry declinó responder si volverá a ser candidato e incluso, en una entrevista con Búsqueda el jueves 7, planteó que se propone ser el "zurcidor" en la oposición. En tal sentido, puso como ejemplo lo hecho en Argentina por Ernesto Sanz, de la Unión Cívica Radical, quien tejió acuerdos y cuando Mauricio Macri ganó y su nombre se mencionó para un ministerio, anunció que se iba para la casa. Bordaberry explicó a El Observador que no tiene decidido su futuro y dijo que ahora no hay que pensar en lo personal porque "eso frustraría el espíritu" de lo que hizo Sanz que "es poner todo el interés y el trabajo en el proyecto colectivo".

Según supo El Observador, el viernes 8 de enero, Lacalle Pou llamó a Bordaberry y hablaron de las coincidencias que puede tener la oposición

Impulsan espacio socialdemócrata

En el Partido Independiente, las aspiraciones no son presidenciales sino de aumentar la bancada. Hoy tiene tres diputados y un senador. El senador Pablo Mieres promueve la construcción de un frente socialdemócrata que por ahora es una idea. Apoya la iniciativa de que la oposición busque acuerdos entre sí para el caso de que le toque gobernar.


Populares de la sección

Acerca del autor