La Oreja de Van Gogh: "Nos gusta que la gente vea su vida en las canciones"

La Oreja de Van Gogh vuelve en junio para presentar su último disco
En los últimos años La Oreja de Van Gogh, uno de los grupos pop españoles más populares de habla hispana, se concentró en cultivar a su público de la región. Editaron dos discos en vivo pensando específicamente en el público americano: Cometas por el Cielo - En directo desde América (2012) y Primera Fila (2013). Este último, según el bajista del grupo, Álvaro Fuentes, fue un álbum con "clara vocación americana, tanto por el trabajo del productor como por los artistas que colaboraron" con ellos. "Y por nuestra intención de que no sonara en España", agregó. Tanto así que el grupo dedicó una extensa gira por el continente –incluyendo Uruguay– y abandonó su país de origen por un rato.

Pero después de tantos años de relativo silencio discográfico, la banda editó el año pasado El planeta imaginario, el tercer trabajo de estudio desde la integración de la cantante Leire Martínez. Este disco será presentado el 25 de junio en Landia (Parque Roosevelt) –será la última fecha de una gira de dos meses–, pero antes, Fuentes habló con El Observador sobre su regreso a los estudios luego de cinco años y sobre la búsqueda de emocionar al público.

Luego de tantos años de giras y discos en vivo, ¿cómo volver a producir un disco de estudio?
La verdad es que después de tanto tiempo sin disco teníamos muchas ganas, muchas ideas, y sobre todo una especie de ansia perfeccionista, que quedara todo tal y como queríamos. Cuidando mucho los detalles, dándole mucha vuelta a las canciones, haciendo que el productor se volviera un poco loco a la vez. Pero eso nos ayudó a tener el disco que queríamos tener, que habitualmente nos lleva un año componer y grabar, esta vez han sido casi dos.

¿Qué es lo primero en lo que trabajan, la melodía o letra?
No, ninguno, viene por otro lado. Lo primero que hacemos es buscar una idea pequeñita y empezamos a trabajar en ella. Cada uno pone su parte, se hace la música, sobre ella la melodía, y en último lugar viene la letra. Ese suele ser el método habitual.

¿Donde entra en este sistema la búsqueda de la emoción?
Ese es el objetivo. Nosotros esperamos emocionar con nuestras canciones y nuestras historias. Eso es lo que nos mueve y ese es el motivo por que una canción no está terminada hasta que no tenga un oyente del otro lado y la haga suya. El mensaje sin destinatario no funciona. Nos gusta que la gente vea su vida o toda su vida en las canciones. Pero al final el tema es emocionar. Que la gente vibre y le toque el corazoncito de alguna manera. Supongo que es lo que intentamos hacer todos los músicos.

La Oreja de Van Gogh - No Vales Más Que Yo


Uno de esos temas en los que se basaron fue la violencia de género, un tópico que está en la agenda pública de todo el mundo.
Sí, a nosotros siempre nos ha gustado escribir sobre temas sensibles, porque le puede pasar a cualquiera. Cualquiera puede conocer un caso de esto o de Alzheimer. También tenemos una canción que habla sobre la experiencia de la enfermedad y de intentar apoyar y acompañar un poco. Todos son temas que están muy presentes y que a través de una canción se hacen más presentes todavía. Porque la gente los hace suyos. Pero así ha de ser, darle visibilidad al tema y que la gente que lo está viviendo pueda ver que desde fuera les vemos, les entendemos y quizás sea el paso para que ellos den un paso adelante.

Ya con 20 años en el ruedo, ¿lo suyo ya es un pop adulto con temáticas adultas?
Efectivamente. Y no tenemos ningún problema en decirlo. Se nota sobre todo en la técnica. Uno con los años va a aprendiendo a hacer más cosas, y también en el tratamiento de los temas. Por ejemplo, hace 10 años no hubiéramos podido escribir sobre la violencia de género con la seguridad que tenemos ahora. Ese tipo de cosas cuenta mucho.

A pesar de la temática más adulta, ¿el público sigue renovándose?
Sí, sobre todo hay muchos fieles que ya vienen con sus hijos pequeños y eso nos hace muchísima ilusión. Hay gente joven, padres. Ya es algo familiar, y pocos grupos pueden vanagloriarse de semejante cosa.

La Oreja de Van Gogh

25 de junio, 20 horas
Centro de Espectáculos Landia (Parque Roosevelt)

Las entradas están a la venta en Red UTS con precios entre $ 990 y $ 2.590.

Populares de la sección

Acerca del autor