La pareja de EEUU que decidió retirarse en Montevideo

Salieron de Nuevo México buscando calidad de vida y Uruguay les pareció la mejor opción.
El matrimonio Martone, oriundo de Nuevo México (EEUU), impulsado por la búsqueda de atención médica accesible, empezó a investigar sobre posibles lugares para retirarse cuando llegara el momento de dejar su actividad laboral. Uno de los países que aparecía en la lista era Uruguay.

Según relató la señora Martone al diario estadounidense The Wall Street Journal en una carta que envió al periódico, después de unas vacaciones en Colonia del Sacramento, las reiteradas visitas en los veranos a las costas uruguayas y "mucha investigación" hicieron que Uruguay se convirtiera en su hogar definitivo desde hace un año y medio.

La pareja de 65 y 75 años se tomó muy en serio la búsqueda previa para decidir su destino. No dejaron nada librado al azar. En la descripción de su "estilo de vida en Uruguay", Martone menciona la "estabilidad democrática desde hace más de 30 años" y el acceso a todos los servicio básicos: "electricidad fiable, carreteras decentes, cuidado de salud calificado y conectividad de fibra óptica extendida".

Se instalaron en un apartamento de Pocitos, "un barrio elegido por la mayoría de los extranjeros", por la cercanía a la playa y a los principales centros comerciales.

Y mientras el Sistema de Transporte Metropolitano es cuestionado por algunos montevideanos, los Martone lo elogian. Además de describir el sistema de ómnibus como "eficiente", en su reseña explicaron que "con aproximadamente un dólar se cubre incluso el entretenimiento", en referencia a los músicos callejeros que suelen subir a los ómnibus.

Dos montevideanos más

La arquitectura, la actividad cultural que ofrece el Teatro Solís y el ballet del Sodre, el Carnaval, "que dura alrededor de seis semanas", y el desfile de Llamadas, además de la mixtura en las calles de un arte precolombino con el art déco, son algunas de las características que fascinan a este matrimonio extranjero que disfruta de Montevideo en todas sus facetas.

Lo que disfrutan muchos turistas en sus visitas, como la degustación de variedad de carnes, el dulce de leche y los paseos y actividades en la playa de Montevideo son remarcados en el artículo publicado por el periódico estadounidense.

Pero no todo es color de rosas para los Martone. El tránsito se convirtió por momentos, en una pesadilla y aunque definen a los uruguayos como "muy amables", al mismo tiempo "pueden ser los peores conductores de la tierra". La basura en las calles montevideanas y la inseguridad también fueron nombrados como aspectos negativos de la ciudad. Los problemas en Aduanas para ingresar algunos artículos del hogar desde Estados Unidos, les retrasó por varias semanas la llegada de sus pertenencias, lo que les hubiese gustado saber antes de llegar, según expresaron.

De todas formas, el matrimonio reconoce que la mejor decisión que tomaron para su retiro fue venir a Uruguay y lo que aún les resta aprender es el lenguaje coloquial de los uruguayos, algo que les está costando incorporar.




Populares de la sección