La película con la que Daniel Radcliffe quiere hacer olvidar a Harry Potter

El actor inglés interpreta a un cadáver flatulento en Swiss Army Man, la sensación del festival de Sundance
Cada mes de enero desde 1978 se realiza en Utah, Estados Unidos, el festival de cine de Sundance, donde realizadores independientes de todo el mundo presentan sus películas con el objetivo de lograr un contrato de distribución que permita exhibir sus filmes en los cines comerciales. Cada edición del evento suele tener una película que llama la atención (por buenas o malas razones), y la edición 2016 no fue la excepción.

La película que se robó las miradas de todos en esta edición de Sundance fue Swiss Army Man, a causa de su delirante y extraña premisa, ejecutada por Paul Dano (12 años de esclavitud, Pequeña Miss Sunshine) y Daniel Radcliffe.

En ella, un hombre varado en una isla desierta llamado Hank (Dano), que se encuentra al borde del suicidio, ve como su vida cambia cuando la marea arrastra el cadáver de Manny (Radcliffe). Si bien está muerto, Manny posee una serie de curiosas "habilidades", que mejorarán la vida de Hank, y de las que deriva el nombre de la película (que se traduce como "el hombre navaja suiza").

Entre ellas se cuentan la capacidad de cortar árboles con sus piernas, disparar objetos con su boca, y otras más extrañas com la de utilizar su pene como brújula, o permitir a Hank utilizarlo como jet ski propulsado por las frecuentes flatulencias que el cadáver expulsa.

La cuestión es que el cadáver resucita parcialmente (no se mueve, pero puede hablar) y no tiene recuerdos sobre su vida pasada, por lo que Hank se encargará de explicarle en qué consiste ser humano con marionetas, teatro negro y simple diálogo.

Las reacciones que generó Swiss Army Man en Sundance fueron variadas, lo que muestra que no es una película para todo público. Mientras que por una parte varios integrantes del público abandonaron la proyección horrorizados por lo que veían, otros críticos y asistentes al festival han elogiado la originalidad del filme, el trabajo de su dupla protagónica, y el hecho de que con una idea disparatada y surrealista hayan logrado elaborar una trama hilarante pero con un trasfondo más complejo.

La idea pertenece a Daniel Kwan y Daniel Scheinert, quienes firman sus trabajos como Daniels. Son guionistas y directores del filme, y este es su primer largometraje. Lo que surgió como un chiste comenzó a transformarse gradualmente en una película, con algo más de contenido que solo un cadáver flatulento. "Era una oportunidad para explorar la mortalidad y las grandes ideas, pero con chistes de pedos para que no se sintiera demasiado como un drama", explicó Scheinert en Sundance, una declaración que recoge el portal Wired.

Por su parte Kwan destacó la contradicción entre el drama y la comedia que presenta el filme, desde el momento en que un suicida tiene que explicarle a un cadáver porque vale la pena vivir la vida.

Los dos actores se vieron sorprendidos pero a la vez atraídos por el extraño proyecto, sin duda alguna el más raro en el que alguna vez han trabajado y de inmediato se mostraron interesados en participar.
En el caso de Radcliffe, particularmente, esta es la película que puede alejarlo definitivamente del estigma (tanto positivo como negativo) de haber sido la versión cinematográfica de Harry Potter durante una década.

Adiós a la magia

Swiss Army man

Desde que en 2012 culminó el rodaje de Harry Potter y las reliquias de la muerte - Parte 2, Daniel Radcliffe se dedicó a realizar proyectos completamente diferentes con la intención de ampliar su espectro interpretativo y no quedar asociado perpetuamente con el rol del mago, aunque hasta ahora no ha logrado cumplir totalmente con ese objetivo.

Más allá de eso, participó en proyectos diversos que incluyeron filmes de terror, dramas biográficos independientes, adaptaciones de obras clásicas de la ciencia ficción. Asimismo, ha tenido incursiones en el teatro y en televisión, tanto en miniseries y películas, como en participaciones especiales en series como la animada Bojack Horseman.

Ya incluso durante su pasaje como Potter el actor había intentado ampliar sus horizontes, participando en el drama Un verano para toda la vida (2007) y en la obra de teatro Equus (2007), con la que generó un revuelo ya que en ella aparecía desnudo.

"La gente siempre recordará a Harry, pero creo que si trabajo lo suficientemente duro, otros personajes también quedarán en la mente del resto", manifestó en una oportunidad Radcliffe.

Quizás Manny no sea un personaje extremadamente memorable, pero verlo en las extrañas situaciones que promete Swiss Army Man sin dudas alejará (al menos por un tiempo), los recuerdos del mago adolescente.

Destacados de Radcliffe luego de Harry Potter


La dama de negro (2012). Remake de una película de terror de 1989, en la que Radcliffe interpreta a un hombre acosado por el espíritu del título.

Amores asesinos (2013). En este drama encarnó al poeta beat Allen Ginsberg.

Victor Frankenstein (2015). Una adaptación moderna de la historia clásica, en la que Radcliffe fue Igor, el asistente del doctor.

Populares de la sección

Acerca del autor