La polémica por la Virgen que Sturla hubiera querido evitar

"Si hubiera sabido que iba a traer conflicto, no la hubiera propuesto", dijo

El cardenal arzobispo de Montevideo Daniel Sturla señaló que si hubiera sabido que la solicitud para colocar una imagen de la Virgen en la rambla de Montevideo iba a ocasionar "tanto conflicto", seguramente no hubiera presentado la petición ante la intendencia capitalina. Explicó que la voluntad de la Iglesia Católica no es pelearse con nadie, porque como "madre" (de los cristianos) no quiere generar problemas.

"Nosotros no queremos pelear con nadie. Es más, si yo hubiera sabido que lo de la Virgen iba a traer tanto conflicto, creo que no lo hubiéramos propuesto porque la idea no es que la madre traiga problemas", dijo ayer en rueda de prensa a la salida de la misa de Domingo de Ramos, celebrada en la Catedral.

No obstante, manifestó que ahora que la discusión ya está planteada, la obligación de la iglesia es defender su postura de forma positiva. "Una vez que se planteó el problema, creo que defenderla es defender la libertad de todos, la laicidad verdadera".

Recordando la campaña "Sí a María" que la Iglesia Católica lanzó recientemente en las redes sociales para defender la colocación de la imagen de la Virgen en la rambla del Buceo, Sturla expresó: "Nosotros queremos seguir (defeniéndola) en sentido positivo".

Desde febrero del año pasado, cuando se supo de la petición que la Iglesia Católica presentó a la Intendencia de Montevideo para colocar una imagen de la Virgen, la sociedad uruguaya no ha dejado de asistir a la polémica sobre la laicidad y la conveniencia de su instalación.

La Junta departamental de Montevideo, que es quien tendrá la última palabra al respecto, todavía no se ha pronunciado. No obstante, se sabe que en principio la iniciativa no contaría con los votos suficientes.

Violencia y marihuana

Consultado sobre el proyecto de ley de feminicidio, el cardenal señaló que no tiene una postura formada al respecto. Sin embargo, señaló que "todo lo que se haga a favor de que haya paz en las familias, tolerancia y mayor conciencia está muy bien". En este sentido, puso el ejemplo de la manifestación realizada por el Día Internacional de la Mujer.

Indicó que la violencia contra la mujer, así como la violencia en el deporte, "son un síntoma de que hay una enfermedad social más profunda que hay que atender". Al respecto, adelantó que la iglesia aspira a fundar en Montevideo dos chacras de la Fazenda de la Esperanza (movimiento católico originario de Brasil) para trabajar con jóvenes adictos a la droga.

Sturla también fue consultado por la venta de marihuana en las farmacias. En este sentido, señaló que aspira a que se realice –como se anunció– "una campaña exitosa" contra el consumo de esta sustancia, "que trae una cantidad de perjuicios".

La tentación de ser ateo

"A veces me viene la tentación de ser ateo". Con esta frase comenzó el cardenal arzobispo de Montevideo Daniel Sturla la homilía de la misa del Domingo de Ramos.

En la celebración, que conmemora la llegada de Jesús a Jerusalén horas antes de ser prendido para darle muerte, se da lectura a la Pasión del Señor. Con ella se da inicio a la Semana Santa para los cristianos.

Sturla se refirió a los atentados perpetrados este domingo contra dos iglesias cristianas coptas y señaló que muchas veces ante este tipo de hechos, le dice al Señor: "Qué macana que no soy ateo (...) Por qué permitiste qué pasara esto tan tremendo".

El cardenal señaló que este mismo sentimiento se apoderó de Jesús, cuando colgado de la cruz dijo: "¡Dios mío, Dios mío por qué me has abandonado!".

"Pero frente a esto está la victoria de la fe, que precisamente no ve en esto tan tremendo que hemos escuchado (la Pasión y muertes de Jesús) una realidad absurda, sino el misterio de un amor sin medidas", dijo Sturla y agregó: "Yo creo en este amor de Dios que nos amó tan hasta el extremo, que el hijo de Dios hecho hombre llegó a experimentar en la cruz esa realidad que nosotros muchas veces podemos sentir en momentos de dificultad, dolor y angustia: ¿Dónde estás Dios mío?, ¿me abandonaste?".

El cardenal explicó que lo que lleva a Jesús a superar esa tentación es "su entrega confiada en los brazos de su padre (porque) sabe que no será defraudado".

"Creyendo en este amor sin medida de un Dios que se nos entrega totalmente en la cruz, toda la vida se nos vuelve a ordenar y aquello que podía parecer absurdo se nos vuelve entendible (...) Aún en aquellas cosas que no podemos comprender, nos invita a una confianza que no se deja disuadir", expresó.

Después de exponer su tentación, el cardenal terminó su homilía con la afirmación: "Sé que no seré defraudado".


Populares de la sección