La proclama de los productores leída este martes en 11 puntos de Uruguay

La manifestación del campo alertó que el sector se encuentra en "estado de emergencia"

La misma proclama de los productores agropecuarios fue leída al unísono este martes al mediodía en 11 puntos diferentes de Uruguay. A continuación publicamos el contenido de los reclamos que realizaron los actores del sector, que endentecieron el tránsito de las rutas nacionales para informar sobre la situación que atraviesan.

El campo se pone de pie

El campo se encuentra en estado de emergencia, y cuando el campo está en emergencia lo está todo el país. Así que esto es una causa de todos.

La coyuntura internacional nos tiene en aprietos y con eso sabemos que poco podemos hacer. Hemos ajustado todo lo que hemos podido en nuestros sistemas productivos. Estamos aquí, por lo que si puede hacer en el país y no se está haciendo, el gobierno está agravando nuestra situación.

Tenemos el combustible más caro de la región. El precio del barril cayó de 115 a 30 dólares en los últimos 20 meses. Pero el precio de nuestro gasoil no se mueve. Insumo fundamental para el desarrollo de todas las actividades. Que corresponde al 50% de los costos de nuestros transportistas, y pondera cada uno de nuestros fletes. ¿Acaso estamos todos los uruguayos tapando el agujero de ANCAP? Encima las carencias de infraestructura aumentan los tiempos de desplazamiento y los costos de reparación de nuestros camiones, maquinaria y vehículos particulares. ¿Van a seguir omisos a esta situación?

Se nos dijo hace solo unos meses que la UTE bajaría un 20%, empezamos el año con una suba de un 10%. Otro insumo pesado que grava nuestros costos, que encarece el uso de la máquina de ordeñe, el tanque de frío, la incubación de pollos, las cámaras de frio, la tele del vecino y la luz de nuestros hogares. ¿Acaso estamos todos pagando las ineficiencias del gobierno?

El sector hortícola reclama por medidas proteccionistas, que se hacen cada vez más necesarias en cuanto todos vamos perdiendo competitividad. ¿Que no les parece de suma importancia proteger a nuestros pequeños productores hortícolas?

Nuestros establecimientos ganaderos y lecheros sufren de inseguridad por abigeato. ¿Por qué tenemos que seguir soportando que en las noches se reduzca nuestro capital de trabajo que tanto cuidamos día tras día?

El gobierno venezolano tiene una deuda por encima de los 85 millones de Dólares con el sector lácteo y de 7 millones de dólares con los façoneros de pollo. ¿Que no fue el presidente de la republica quien nos insto a hacer las entregas de mercadería asegurándonos que cobraríamos la misma? El atraso de estos pagos aumenta la presión a la baja del precio de la leche que ya bajo un 45% en el último año. ¿Nadie va a tomar medidas en el asunto? ¿Cuánto tiempo tiene q esperar la industria láctea para q aparezca el dinero? ¿Se pagaran intereses por el préstamo de todos esos millones de dólares?

Hoy tenemos 15.000 productores agropecuarios menos. Y dejaron de vivir en el campo más de 80.000 personas en los últimos 10 años. Están cerrando industrias y está aumentando la tasa de desempleo, ¿que se espera para tomar medidas?

El impacto en la economía local de cada pueblo del interior va a ser nefasto si siguen cruzados de brazos ignorando como se desmorona el agro.

Es así, que nos manifestamos para exigirles:

- Que se reconsideren los aumentos tarifarios y se busquen otras medidas para financiar sus ineficiencias.

- Que ajusten el precio del combustible. ¿Porque tenemos todos que financiar el precio del boleto urbano capitalino que además está por las nubes?

- Que se aumente el patrullaje rural nocturno.

- Que se generen medidas proteccionistas para el sector hortícola.

- Que aparezca la plata de Venezuela, que es responsabilidad de usted señor presidente.

- Que se apriete el cinturón el Estado para aflojar el de la ciudadanía.

- Y que empiecen de una vez por todas a valorar al campo y a su gente.

El campo se cansó

Señores gobernantes, y esto es urgente; necesitamos respuestas y toma de medidas inmediatas, nuestros tiempos son ahora, estamos cansados pero unidos y con fuerza.

Por el pueblo, por el campo y por el país. Que también es el de ustedes.