La prueba de "probidad" de Macron a su gabinete

Hoy, el presidente electo publicará la lista de sus ministros tras hacerlos pasar una prueba de conflictos de interés

El nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, publicará este miércoles la lista de sus ministros después de haber retrasado 24 horas la formación de gobierno para verificar que todos los miembros potenciales de su equipo son irreprochables. Es una primera medida ante una gestión de gobierno en la que, según apuntan diferentes medios, el nuevo presidente encontrará altos niveles de hostilidad.

Conforme a su compromiso de "moralizar" la vida pública, el anuncio se hará hacia las 13 tras una verificación minuciosa de la situación fiscal y de posibles conflictos de intereses de cada uno de los miembros potenciales de su gabinete.

Macron quiere evitar a toda costa cometer los mismos errores de su predecesor, el socialista François Hollande, cuyo quinquenio estuvo marcado por el escándalo de evasión fiscal de su ministro de Hacienda, Jerôme Cahuzac.

Además, los nuevos ministros deberán comprometerse una vez investidos a ejercer sus funciones de manera irreprochable, señaló el Elíseo.

El presidente más joven de la historia de Francia, de 39 años, pretende también realizar una ruptura política, con un gobierno que reúna a políticos de izquierda y derecha.

El primer paso lo dio el lunes con el nombramiento como primer ministro de Edouard Philippe, un conservador moderado del partido de derecha Los Republicanos.

Macron tiene la mirada puesta en la batalla de las legislativas del 11 y 18 de junio en las que debe obtener una mayoría parlamentaria amplia para poder aplicar sin frenos su ambicioso programa de reformas de los sistemas tributario, laboral y de jubilaciones.

Busca también "marginalizar a la oposición formada por los antiguos partidos de gobierno tratando de formar un abanico de apoyos que van desde los 'progresistas' del Partido Socialista a la derecha moderada", señaló el politólogo Olivier Ihl.

Apertura

Un centenar de políticos de derecha y del centro firmaron un llamado en el que instan a sus partidos a "responder a la mano tendida" del nuevo presidente.

En respuesta, Los Republicanos lanzaron una contraofensiva en la que los 577 candidatos de la derecha y el centro a las legislativas urgen a los conservadores a defender sus "convicciones" y a ganas las elecciones para imponer a Macron un gobierno de cohabitación.

Algunos socialistas podrían entrar en el gobierno que estaría formado por 15 ministros. Entre los nombres que circulan está el del ministro de Defensa de François Hollande, Jean-Yves Le Drian.

El veterano centrista François Bayrou, que selló una alianza con Macron durante la campaña presidencial que impulsó su candidatura, podría también figurar en su gabinete.

Macron, que cuenta con apenas dos años de experiencia gubernamental y que nunca antes había ocupado un cargo de elección popular, prometió además una apertura a la sociedad civil para promover una renovación política.

Los candidatos de su movimiento, La República en Marcha, ya responden a esta condición que ha impuesto. Más de la mitad de aspirantes a ocupar los 577 escaños de la Asamblea Nacional son rostros nuevos.

Aunque hizo campaña con un equipo compuesto mayoritariamente por hombres, Macron ha prometido también un gobierno que cumpla con la paridad de género.

Almuerzo con Trump

El joven jefe de Estado inició su mandato de cinco años con una visita el lunes a Berlín para reunirse con la canciller Angela Merkel, quien se mostró abierta al proyecto de Macron de modificar los tratados europeos para reformar Europa.

El miércoles por la noche se entrevistará con el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk.

Macron tiene previsto visitar en los próximos días a las tropas francesas en Malí. El 25 de mayo almorzará con el presidente de Estados Unidos Donald Trump en Bruselas en el marco de la cumbre de la OTAN, antes de asistir a la cumbre de los países del G7 en Sicilia el 26 y 27 de mayo.

El mandato de Emmanuel Macron despierta expectativa mundial ante los retos que significa para un hombre con escasa experiencia gubernamental tomar las riendas de un país profundamente dividido, con grandes desafíos por delante, como la lucha contra el desempleo y el terrorismo.


Fuente: AFP

Populares de la sección