La prueba y el remate anual de toros Hereford de Kiyú cumplen 40 años

La comercialización se hará este sábado desde la hora 14
Serán 36 toros Hereford de 36 cabañas los que integrarán la oferta del 40º remate de la Central de Pruebas de Kiyú. La actividad que abre oficialmente la zafra de reproductores bovinos se hará mañana, desde la hora 14, en ese predio de la Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay (SCHU), ubicado en el kilómetro 61 de la ruta 1, en San José.

"Para mí este remate número 40 es muy importante, porque tuve la satisfacción de actuar como martillero desde el primero", recordó el rematador Daniel Dutra, director de Escritorio Dutra Ltda. El empresario recordó que en 1976 la SCHU realizó una licitación para seleccionar un escritorio que se encargara de la venta, "era una propuesta distinta y difícil de preveer que tuviera estos resultados", reconoció.

Destacó que actualmente la Central de Pruebas de Kiyú tiene una gran tradición y jerarquía, algo que es destacado por las visitas internacionales que llegan a Uruguay. "Quedan asombrados por el trabajo realizado durante estos años", dijo.

En esta edición, por primera vez se ofrecerán toros con datos de eficiencia de conversión, información obtenida en la prueba a corral, realizada antes de la tradicional prueba de eficiencia a pasto. La información será un dato más en la tabla de EPD, siendo 100 la cifra que representa el promedio.

"Si bien el clima fue muy adverso este año, los toros estarán en un excelente estado para el remate. Habrá reproductores de 760 kilos", dijo en la conferencia el gerente de la Central de Pruebas de Kiyú, Facundo Fontes.

Por su parte, el vicepresidente de la SCHU, Patricio Cortabarría, destacó que no hay un lugar que dé más garantías que la Central de Pruebas de Kiyú en el momento de comprar un reproductor. Subrayó que los datos del catálogo son fehacientes, la obtención es de altísima calidad, y está avalada por el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA).

Consideró que quien haya comprado toros en Kiyú en estos 40 años, probablemente haya tenido un gran suceso en el mejoramiento genético de su ganado, porque la evaluación de estos reproductores es muy importante.

Cortabarría repasó que la SCHU fue incorporando nuevos atributos y evaluándolos. A mediados de la década de 1990 fueron los datos de EPD, y desde esa época todos los animales se ofrecen con esa información. La propia Central ayuda a la obtención de esos datos, realiza una medición de calidad, y también funciona como un tester, distinto a las pesadas que puedan realizar los productores en sus propias cabañas, expresó.

Populares de la sección