La razón por la que no se come carne el Viernes Santo

Aunque en ninguna parte de la Biblia se indica expresamente, los cristianos la evitan durante esas fechas

Durante la Semana Santa los cristianos siguen la tradición de no comer carne roja el Viernes Santo, algunos de hecho no comen el jueves; incluso hay quienes optan por no consumirla durante toda la semana.

La Semana Santa es la conmemoración de la pasión, muerte en la cruz y resurrección de Jesús. Comienza el Domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección.

Pero, ¿por qué los cristianos no consumen carne roja el Viernes Santo? Aunque en ninguna parte de la Biblia dice que no se pueda comer carne, los cristianos la evitan este día.

El obispo auxiliar de Montevideo, Milton Tróccoli, expresó en diálogo con El Observador que el Viernes Santo los cristianos recuerdan la muerte de Jesús. La Iglesia Católica establece que ese día sea un día de ayuno y abstinencia de carne, como manifestación de luto y penitencia.

Para la hermana misionera Liliane Habamenshi, de la agrupación Familia Myriam -una congregación canadiense que tiene su única sede en Uruguay en el departamento de San José- se trata de "una tradición". "Es una forma de recordar el Viernes Santo, el día que Jesús murió, es hacer un sacrificio y unirse al sacrificio de Jesús por nosotros", agregó en diálogo con El Observador.

Según Habamenshi, muchos no saben por qué lo hacen, sino que siguen una tradición familiar; otros sin embargo toman la decisión de no consumir carne roja ese día porque saben de qué se trata.

El motivo esencial de no comer carne es el de privarse de algo, como un modo de sacrificarse como lo hizo Jesús en la cruz, según la religión cristiana. Para Habamenshi el hecho de que los uruguayos elijan no comer carne ese día es un "gran sacrificio", porque se trata de un alimento que aparece en la dieta cotidiana del país.

Semana Santa en otros países

La hermana misionera Liliane Habamenshi vivió en varios países, ya que su congregación suele mandar a sus integrantes como misioneros a otras tierras. En diálogo con El Observador, expresó que las tradiciones van cambiando según el país.

En Canadá el Viernes Santo es de ayuno y procesión. En Ruanda, país del que es oriunda y donde el sonido de los tambores y los bailes son moneda corriente, el Viernes Santo se dejan de lado estas prácticas, que solo vuelven a aparecer el Domingo de Resurrección.