La ruptura de nueve países árabes con Catar generó inestabilidad y una crisis diplomática en esa región

¿Cómo se distribuyen las piezas en este nuevo conflicto entre naciones del mundo árabe?
Una crisis diplomática en la que nueve países árabes rompieron sus lazos diplomáticos con Catar añade más inestabilidad a la región.

¿Cómo se distribuyen las piezas en este nuevo conflicto?

Catar

Catar

El lunes, Arabia Saudita y tres de sus más grandes aliados (Egipto, Emiratos Árabes y Baréin) anunciaron el cese de sus relaciones con Catar, al igual que suspendieron todos los viajes hacia el país, luego que Riad acusara a Catar de apoyar grupos radicales como Estado Islámico. Libia, Yemen, Mauricio, Mauritania y las Maldivas se han sumado al boicot.

En Catar, los habitantes se han hecho de productos que pueden faltar a futuro por el cierre de fronteras con Arabia Saudita. Se espera que el movimiento acerque a Catar aun más a Irán y Turquía, rivales de estas otras naciones.

Arabia Saudita

Arabia

Es el principal activador del boicot. Aparentemente el origen del mismo no es tanto un hecho en particular: se apunta a reportes de prensa en los cuales el emir catarí, Tamim bin Hamad Al Thani, elogiaba a Irán e Israel.

Otros reportes señalan al último encuentro entre los sauditas y Trump como una de las razones para proceder al boicot. Trump habría dado más margen de acción a los sauditas, lo que los habilitó a proceder con una medida que querían tomar desde hace tiempo.

Alemania

Alemania

El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Sigmar Gabriel, expresó ante la visita a Berlín de su homólogo saudita, Abel al Yubeir, su "preocupación" por la escalada del conflicto.

"Estoy muy preocupado por la dramática escalada y por sus consecuencias en toda la región", indicó Gabriel, a través de un comunicado, donde apunta a la situación de "aislamiento existencial" que sufrirá Catar tras la retirada de embajadores.

Gabriel aludió a una influencia de la política de Donald Trump como posible razón de esta escalada.

Emiratos Árabes

Emiratos Arabes

Es uno de los principales aliados de Arabia Saudita, con lo cual la línea adoptada es básicamente la misma.

Reportes de CNN de la semana pasada señalan que se han establecido penas para aquellos usuarios dentro del país que demuestren alguna simpatía por el régimen catarí, y que pueden alcanzar los 15 años de cárcel. Anwar Gargash, secretario de asuntos exteriores del emirato, aseguró que "no hay nada que negociar" con Catar.

Irán

Irán

Es una de las razones del boicot. Arabia Saudita, gran rival de los iraníes por la predominancia a nivel regional, acusa a Catar de apoyar a Teherán y también a los grupos radicales.

En lugares como Yemen, Siria e Irak, ambos países están enfrentados para ganar influencia.

Esta semana, un ataque suicida que el Estado Islámico se atribuyó al parlamento iraní se saldó con 12 personas muertas.

Estados Unidos

Estados Unidos

La relación entre Estados Unidos y Catar es compleja: por un lado, se maneja que Washington sabe que Catar financia a organizaciones como Hamas y tiene lazos con diferentes grupos como los talibanes, una palanca que en muchos casos permitió a Estados Unidos negociar.

De momento, la administración de Donald Trump ha dicho que está dispuesta a mediar en el conflicto, pero los expertos señalan que el origen de todo esto podría estar en el margen de maniobra que Trump ofreció a Arabia Saudita, algo que no había sucedido con la administración Obama.

Unos tuits de Trump que señalan de forma más explícita a Catar tampoco ayudaron en el asunto.

Rusia

Rusia

Es uno de los jugadores que más está ganando terreno en la zona.

De momento, su postura es la de llamar "al diálogo", como lo dijo el ministro de relaciones exteriores, Serguei Lavrov. Sin embargo, según medios como The Hill, oficiales estadounidenses están acusando a Rusia de plantar "noticias falsas" que ayudaron a desperdigar la crisis en la región.

Rusia tiene una importante alianza con Irán en este momento.

Turquía

Turquía

Podría ubicarse junto a Irán en el marco de este conflicto. Tras el boicot, el parlamento turco apuró la aprobación de un despliegue de tropas y un programa de entrenamiento en territorio catarí. El despliegue de tropas reforzaría la presencia de una base militar que Turquía ya posee en la zona. El presidente Recep Tayyip Erdoggan ha criticado con dureza la acción de los países árabes contra Catar esta semana.



Populares de la sección