La salsa mexicana conquista EEUU

Cada vez más estadounidenses la prefieren en lugar del kétchup, lo que se traduce en cifras

Las tortillas y salsas han dejado de ser especialidades exclusivas de la cocina mexicana y el paladar latino, y ahora ocupan un lugar en las mesas de Estados Unidos hasta ahora exclusivas del pan y el kétchup, símbolo de la gastronomía del país y al que superan en ventas.

La venta de salsas picantes en Estados Unidos fue de US$ 653 millones el año pasado, pero los paladares ya no se contentan solamente con los sabores tradicionales como pico de gallo, salsa roja, verde, negra o taquera.

Según la investigadora de mercado Euromonitor International, el consumo también incluye otras variedades que suman US$ 737 millones a las ventas anuales.

Las ventas de kétchup se han mantenido en alrededor de US$ 850 millones en los últimos cinco años, mientras que las salsas han crecido de manera constante.

El mercado de tortillas, con productos de todos los tamaños, texturas y sabores, es de US$ 12.000 millones anuales, casi igual al consumo de pan blanco de sándwich.

Y es que, sin importar la raza del consumidor, la demanda de comida hispana y productos latinoamericanos crece exponencialmente en el país.

El menú y los gustos han cambiado, los sabores se han vuelto más picantes y a la hora de la cena, el "hoy comemos mexicano" disputa las preferencias a la hamburguesa, pizza y comida china e italiana que antes reinaban en los hogares.

Según la investigadora de mercado Technomic, el 70 % de los estadounidenses prefiere alimentos étnicos para la cena por lo menos una vez por mes, mientras que más de un tercio lo hace semanalmente.

"La comida hispana tiene amplia aceptación porque es de fácil elaboración", declaró a EFE el director ejecutivo de la Asociación de Fabricantes de Tortillas (TIA en inglés), Jim Kabbani.

Son muy pocas las personas que pueden preparar sushi en su cocina, pero a casi nadie le resulta difícil los tacos, burritos, enchiladas, quesadillas o chorizo con huevos revueltos, acompañado por frutas exóticas y queso fresco.

Además, "los platillos que se elaboran con tortillas dejaron de ser étnicos, como ocurrió con la pizza y los espaguetis", agregó Kabbani.

"Las tortillas son preferidas además porque son una opción de alimentación saludable", declaró por su parte Julie Nargang, de la empresa Azteca Foods, pionera en el negocio de la tortilla refrigerada.

Nargang dijo a EFE que la comida hispana figura entre las más populares en EEUU, junto a la china e italiana, y su preferencia seguirá creciendo "en la medida en que los sabores y productos mexicanos sean más absorbidos culturalmente".

En ello también contribuyen los restaurantes mexicanos, que en 2015 eran más de 54 mil en todo el país, el 8% de la industria.

Según un estudio de la firma CHD Expert de Chicago, los consumidores gastan más de
US$ 39.000 millones anuales en restaurantes mexicanos, los que a su vez invierten 34% de esa facturación en la compra de productos y bebidas.

En Chicago, el chef Rick Bayless, considerado un experto en la cocina mexicana que ha preparado banquetes para el presidente Barack Obama en la Casa Blanca, inaugura esta semana su cuarto restaurante en la ciudad, Leña brava, basado en la cocina con fuego vivo que durante diez años aprendió en la parte norte de Baja California, México.


Fuente: Basado en EFE

Populares de la sección