La seguridad al banquillo

Gobierno entrega cuatro proyectos a la oposición, que también presenta sus planes
Embed

Las propuestas de los partidos

Partido Colorado: Instituto Penitenciario

En lo que va del actual gobierno de Tabaré Vázquez, Vamos Uruguay (Partido Colorado) presentó 18 proyectos para enfrentar a la delincuencia. En estos días, técnicos del sector que lidera Pedro Bordaberry, elaboraron un resumen de los proyectos y se los envió a los legisladores. Entre los proyectos de ley que están radicados en el Parlamento se destaca uno que refiere castigar la “reincidencia múltiple”. Para ese caso, se propone que los reos pierdan el beneficio de las salidas transitorias, libertad anticipada o condicional. Otro proyecto propone que las Fuerzas Armadas se encarguen de la custodia de las embajadas. Esos dos proyectos son bien vistos en el Poder Ejecutivo. El sector también propuso crear la figura del arrepentido, el informante y el agente encubierto para ayudar en las investigaciones a la Policía y la Justicia. Otro impulsa crear el Instituto Nacional Penitenciario como servicio descentralizado; y se actualiza el concepto y condiciones en las que se considerará que se actuó por legítima defensa. También se establecen normas para la legítima defensa policial y sobre el control perimetral de cárceles. Los colorados también quieren que la Policía pueda disponer de todo el armamento, vehículos y aeronaves incautadas en procesos policiales.

Partido Independiente: Cantos prohibidos

La bancada del Partido Independiente analizó el tema seguridad con un grupo de técnicos partidarios y llegarán hoy al diálogo con el gobierno con un paquete de medidas para buscar acuerdos. Por un lado, dijo el senador Pablo Mieres a El Observador, impulsarán que se aplique en su totalidad el Código del Proceso Penal que deberá estar en funcionamiento desde febrero de 2017. El Poder Ejecutivo propuso, por razones de costo, una aplicación parcial. Desde el año próximo los fiscales comandarán las investigaciones. El Partido Independiente también quiere que el gobierno reglamente la ley sobre tenencia y uso de armas y por otro lado que se tomen decisiones para terminar con la violencia en los escenarios deportivos. En ese sentido proponen que los partidos de fútbol o basquetbol deberán suspenderse cuando las hinchadas inicien cánticos que inciten a la violencia. Por otro lado, Mieres apoya la iniciativa del Ministerio del Interior de modificar el régimen de libertad anticipada y está preocupado por “la distribución” de la Policía y seccionales en el territorio que fue pensada “para una realidad de otra época”, dijo a El Observador.

Frente Amplio: Profesionalización

En la publicación con las promesas de campaña con la cual la fórmula presidencial Tabaré Vázquez-Raúl Sendic recorrió el país, un capítulo refiere a la convivencia y seguridad ciudadana. Se destacó que se “invirtió como nunca” en tecnología y equipamiento policial; que se crearon 5.000 plazas carcelarias; se redujo 20% el hacinamiento en las prisiones y se “dignificó la función policial”. El compromiso anunciado fue continuar con el combate frontal a la delincuencia, actuando con firmeza y medidas represivas. Dar un férreo combate al narcotráfico y en particular a la pasta base. Profesionalizar a la Policía y redactar una Ley Orgánica Policial donde se establezca la nueva estructura de la institución. Dinamizar las mesas locales de convivencia y fortalecer a la policía comunitaria así dar apoyo a las víctimas de violencia. Para los menores infractores, Vázquez prometió fortalecer el Sirpa y enfocarse en los aspectos socio educativos para reinsertarlos en la sociedad. La promesa de Vázquez más recordada fue bajar las rapiñas 30%.

Partido Nacional: Militares a las calles

El Senador Jorge Larrañaga (Alianza Nacional )impulsó una serie de medidas para enfrentar a la delincuencia.Para el legislador el tema seguridad “no se trata de gobierno u oposición, esto es sociedad o delincuencia”. Entre las propuestas está la inexcarcelabilidad de los delitos de tráfico de drogas y elevar la penal al tráfico de cocaína y pasta base. También propone sancionar más duramente a quienes sean cómplices o encubran delitos. Un capítulo es para la minoridad infractora. Larrañaga busca duplicar (pasar de 5 años a 10 años) el tiempo de reclusión. Además impulsa eliminar la semilibertad para los menores que cometieron infracciones gravísimas. Otros proyectos apuntan a habilitar a la Policía el uso de armas no letales, y propone modificar el régimen de legítima defensa en el ámbito rural.
Una de las ideas que despertó más polémica fue utilizar militares para la función policial, algo que el gobierno rechaza. La propuesta es crear una Guardia Nacional, similar los Carabineros de Chile, dijo Larrañaga a El Observador. También impulsa que sean militares y no policías, los que custodian las embajadas. En eso último coincide con Bordaberry y el gobierno.


El presidente Tabaré Vázquez se reunirá hoy con representantes de la oposición para abordar el tema de la seguridad pública, tras varias semanas de polémicas por enfrentamientos políticos y luego de una seguidilla de casos policiales que conmocionaron a la opinión pública.

El gobierno tiene previsto entregar a los representantes de los partidos políticos cuatros proyectos de ley sobre el tema.

Uno de los proyectos, ya anunciado por el Ministerio del Interior, refiere a cambios en el sistema de libertades anticipadas para los reincidentes y cuenta con el visto bueno de algunos dirigentes opositores.

A la reunión concurrirán delegaciones del Partido Nacional, el Partido Colorado, la Unidad Popular y Edgardo Novick, además de representantes del Frente Amplio.

Según supo El Observador, el presidente Vázquez pidió al Ministerio del Interior información sobre las investigaciones de algunos casos policiales ocurridos en las últimas semanas.

El encuentro será a la hora 18 en la Torre Ejecutiva.

Planteos

Los partidos de la oposición también presentarán una serie de proyectos al gobierno para discutir cómo mejorar la seguridad. Las ideas van desde aumentar penas; suspender partidos de fútbol ante el primer cántico violento de la tribuna; limitar la salida de presos; utilizar a militares; cesar al ministro Eduardo Bonomi; cambiar aspectos sobre la legítima defensa; y dar mejores elementos a la Policía.

A ese encuentro con el gobierno los partidos van con distinta disposición y algunos ponen en duda el éxito que se pueda obtener. O

tro punto a considerar es la lista de invitados. Los partidos fundacionales enviarán a sus autoridades y no a los líderes políticos.

Allegados al presidente Tabaré Vázquez comentaron ayer a El Observador que la invitación "formal" fue a los partidos y es problemas de ellos determinar a quiénes mandan. No obstante, las fuentes restaron importancia a que no estén con Vázquez las principales figuras blancas y coloradas.
En el Frente Amplio no cayó bien la ausencia de los líderes opositores.

El tema estuvo ayer en la reunión del secretariado ejecutivo de la fuerza política, donde algunos dirigentes destacaron que algunos políticos blancos y colorados reclamaron el diálogo pero una vez que se concreta, prefirieron no asistir al encuentro con el presidente.

La idea de establecer acuerdos la lanzó el senador Pablo Mieres (Partido Independiente) para quien –previo a la reunión– los referentes de los partidos marcan más las diferencias que los puntos de encuentro, según dijo a El Observador.

No obstante, Mieres entiende el ámbito será propicio para negociar a pesar que "tanto desde el gobierno como desde los partidos tradicionales no existe una disposición real ni actitud efectiva para un entendimiento", escribió en su columna semanal.

Los blancos vienen siendo críticos con los resultados en materia de seguridad.

El senador Luis Lacalle Pou avisó de su disposición "a poner el hombro" pero si es "sólo para la foto" no cuenten con él, afirmó.

El legislador es de los que reclama la salida de Bonomi, ministro que hoy no estará en la reunión con Vázquez. Por el Partido Nacional los senadores Luis Alberto Heber, Guillermo Besozzi y Javier García. Ni Luis Lacalle Pou ni Jorge Larrañaga estarán en la reunión en la Torre Ejecutiva.

Los colorados, también críticos con el estado de la seguridad, irán a la mesa de diálogo y ya anunciaron que su carta en la manga será recurrir a la población para sacar adelante iniciativas, como la presenada por el senador Jorge Larrañaga de subir las penas a los menores infractores.

El senador colorado Germán Coutinho dijo a El Observador que están dispuestos a "aprontar las lapiceras" en referencia a ir a buscar el apoyo de la ciudadanía.

Hasta ahora, está confirmada la presencia de Germán Cardozo como representante colorado. Pedro Bordaberry, líder del sector mayoritario Vamos Uruguay, no irá.

El Poder Ejecutivo también marcó la cancha previa a la cumbre de hoy, y anunció a través de jerarcas del Ministerio del Interior que algunas propuestas de la oposición no tendrán lugar.

El subsecretario Jorge Vázquez dijo a El Observador que la idea de Larrañaga de sacar militares a la calle, no tiene futuro. Señaló que eso ya se ensayó y fracasó. Tampoco tendrá respaldo aumentar las penas.

El gobierno quiere impulsar un texto que apunta a bajar la reincidencia y en eso habrá acuerdo con la oposición.

Para ello, según supo El Observador, los presos que reincidan, no tendrán la posibilidad de recurrir a una libertad anticipada y además deberán cumplir toda la pena.

Patrullaje

Comenzó ayer un nuevo sistema de patrullaje, con mil policías, la mitad operativos en Montevideo.
Los policías tendrán dedicación de tiempo completo para la prevención, disuasión y represión del delito.

En total, se distribuirán 500 en Montevideo, 250 en Canelones, 50 en Ciudad del Plata (San José) y otros 200 que se sumarán a la Guardia Republicana.
Bonomi


Senado suspende reunión con Bonomi

Debido a la reunión del presidente Tabaré Vázquez con los partidos, la comisión de seguridad del Senado suspenderá la reunión prevista para esta tarde con los ministros Eduardo Bonomi (Interior) y Eleuterio Fernández Huidobro (Defensa), según lo confirmó a El Observador el presidente de esa comisión, Guillermo Besozzi.

Con los secretarios de Estado, los senadores quieren conocer –en régimen de secreto es decir sin actas– detalles de la estrategia para enfrentar a los delicuentes, las investigaciones sobre asesinatos recientes y el robo a cuarteles.



Populares de la sección

Acerca del autor