La serie que se burla de Dios

La señal AMC, responsable de The Walking Dead y Breaking Bad, estrenó su nueva serie Preacher

Uno de los actores responsables de elevar el estatus de la industria televisiva ha sido la señal estadounidense AMC, encargada de emitir Breaking Bad y The Walking Dead, dos de las series más recientes en conquistar a la crítica y al público respectivamente. Tras varios intentos menos exitosos, AMC puede lograrlo con Preacher, su última producción original. Es una adaptación a la pantalla chica del cómic homónimo del guionista Garth Ennis y el ilustrador Steve Dillon. Aunque la división AMC Latinoamérica no ha anunciado la fecha de su estreno en la región, el pedigrí detrás de su producción y la intención de AMC de emitir la serie el mismo día de Game of Thrones suman varios factores a su favor para una futura retransmisión en América Latina.

Preacher tiene una primera temporada de 10 episodios y una premisa más descabellada que la de un apocalipsis zombi. Tras un evento supernatural en una iglesia, un predicador solicita la ayuda de un vampiro para encontrar a Dios. Presentado como un drama "retorcido y sobrenatural", la serie está ambientada en el oeste de Texas y desde la primera escena de su piloto, en la que un objeto extraño de origen espacial posee a un orador evangélico africano con resultados sangrientos deja en claro que jugará con los límites de lo que se ha mostrado en televisión hasta hoy.

Y aunque desde el primer capítulo se lidie también con temas graves, como la violencia doméstica y el abuso infantil, el origen del equipo creativo –los comediantes Seth Rogen y Evan Goldberg– indica que Preacher también tendrá toques de comedia. De hecho, el piloto está cargado de escenas de acción, un personaje con una deformación facial seria y una broma sobre la muerte de Tom Cruise en un evento de la cienciología, entre otros elementos que invitan a la discreción del espectador.

Los dos creadores descubrieron el cómic Preacher de Ennis y Dillon durante la publicación de sus 66 números entre 1995 y 2000 a través de la editorial Vertigo, una rama de DC Comics. Según contaron en una entrevista a The Hollywood Reporter, la intención de adaptar la historieta fue originalmente dirigida a un formato de miniserie como Band of Brothers (2001), de HBO, y la idea pasó sin éxito por las manos de varios directores como Sam Mendes y Mark Steven Johnson.

Finalmente, fue gracias a su colaboración con la productora ejecutiva Sam Catlin, responsable de Breaking Bad, que lograron poner el proyecto en marcha. Pese a que han anunciado que varios cambios con respecto a la historia original tuvieron que hacerse para lograr cierta coherencia y atractivo televisivo, Rogen y Goldberg –quienes dirigieron el episodio piloto– anunciaron que el contenido será tan "vil y vulgar" como en los cómics, algo que dejan en claro en el episodio de estreno, cargado de escenas de acción, blasfemias, un personaje con una seria deformación facial y una broma sobre la muerte de Tom Cruise en un evento de la Cientología, entre otros elementos que recomiendan la discreción del espectador antes de emprender este nuevo emprendimiento televisivo.

El cine se aferra a los personajes más rimbombantes de la historieta. Preacher representa la llegada de producciones de menor presupuesto, pero cada vez más osadas, que atestiguan que todo puede suceder en la era del pináculo televisivo.


Populares de la sección