La soja oscila entre demanda y perspectivas

La oleaginosa sigue en la mira

El mercado de soja siguió moviéndose entre dos fuerzas principales: la demanda por la producción estadounidense y las perspectivas de una mayor oferta en América del Sur. En esta tensión los futuros se han mantenido relativamente firmes, aunque en valores sustancialmente por debajo respecto a un año atrás.

El Departamento de Agricultura de EEUU (USDA, por su sigla en inglés) corrigió a la baja el miércoles pasado su proyección sobre los stocks finales de soja para ese país. El ajuste fue algo mayor a lo esperado por el mercado, pero igual es un volumen cuatro veces mayor con el que se cerró el ciclo anterior.

Desde el lado de América del Sur, las perspectivas son positivas en términos productivos, lo que es un factor bajista para los próximos meses si estas proyecciones se van consolidando.

El miércoles, tras el reporte del USDA y una suba en el pronóstico del gobierno brasileño sobre la producción de soja, los futuros cayeron cortando una racha de cinco alzas consecutivas aunque hasta mitad de la rueda de ayer se veía un avance.

Los operadores más alcistas apuestan a que suceda lo mismo que a principios de año cuando los precios en Chicago subieron ante la agresiva salida de exportaciones. Eso llevó a que subieran los precios para racionar la demanda lo que se trasladó a los futuros. Se apunta a que esto se repita aunque con subas a precios inferiores a los de la campaña anterior. Por eso las ventas son en primas, fijando la diferencia entre el valor local y el futuro de referencia en Chicago.

Si en ese mercado se produce un alza en los primeros meses de 2015 los productores locales podrían capturar el avance. Los agricultores están expectantes ahora de tener varios días sin lluvias que permitan avanzar fuerte en la siembra de soja de segunda con lo que cerrarían la implantación en una fecha más que ideal tomando en cuenta el promedio de los últimos años.


Fuente: Blasina y Asociados

Populares de la sección

Comentarios