La "solución De los Santos" se abre paso en el Frente Amplio

La Presidencia del FA, Sendic y la Liga Federal quieren coordinar con el disidente Mujica
El fin de año, esa inflexión del almanaque que se presta para evaluar pérdidas o mensurar ganancias, encuentra a buena parte del Frente Amplio aferrada a lo que algunos denominan "la solución De los Santos", una propuesta para prevenir futuras rupturas y asumir lo más pacíficamente posible la disidencia del diputado Gonzalo Mujica que le arrebató a la izquierda la mayoría parlamentaria después de 12 años de gobierno.

Es así que en el FA consideran necesario tender puentes con este legislador que llevó hasta el límite su rebeldía y, de paso, aprender de lo ocurrido en un año en donde las relaciones de la izquierda no se han caracterizado por su fraternidad.

Así lo creen desde la presidencia del Frente Amplio, y así lo han advertido el vicepresidente Raúl Sendic (Lista 711), y los legisladores de la Liga Federal.
En ese sentido, un allegado al presidente del FA, Javier Miranda, dijo a El Observador que la propuesta lanzada por el diputado Oscar de De los Santos (Alianza Progresista) "es bienvenida" ya que "es posible que (Mujica) coordine por fuera de la orgánica del FA y dialogue con la bancada sin formar parte de ella".

¿De qué se trata la "solución de los Santos"? Básicamente supone prestarle más atención a la voz de los sectores minoritarios del Frente Amplio y permitirles discrepar sin que eso termine necesariamente en un enjuiciamiento por parte del Tribunal de Conducta.
Y, si la ruptura ocurre, intentar crear un espacio de diálogo para que se puedan coordinar acciones con los disidentes.

De los Santos dijo el lunes 12 en El Observador que el alejamiento de Mujica revela, entre otras cosas, que la izquierda debe plantearse un nuevo pacto político para evitar futuras deserciones.
De los Santos piensa en un acuerdo similar al que en 1994 le dio vida al Encuentro Progresista, coalición que permaneció activa hasta las elecciones de 2004 y permitió sumar votos junto a dirigentes como el actual canciller Rodolfo Nin Novoa, procedente del Partido Nacional.

"Hay que darle un marco institucional a esa diversidad que empieza a manifestarse en distintas cuestiones. Es la única forma de formar una organización política de nuevo tipo que contenga el patrimonio y la historia del Frente Amplio, y el patrimonio y la historia de sectores progresistas que no se sienten identificados con el Frente", dijo De los Santos.

El parlamentario insistió acerca de que el rigor de la disciplina no es solución para los asuntos que deberá resolver el FA en el futuro. "Si el planteo de Mujica se hubiera dado en una estructura de estas características no se hubiese tenido que ir de ningún espacio. Si en el futuro Mujica termina armando un grupo nuevo, ya tiene muchos puntos de acuerdo con el Frente. Podríamos tener un programa en común dentro del nuevo acuerdo político", sostuvo.

Hasta tanto ese acuerdo electoral no sea posible, De los Santos cree que es necesario abrir un espacio de coordinación por fuera de la bancada del FA para contener a Mujica y a aquellos legisladores que puedan recorrer un camino parecido.

Sobre este asunto, el diputado Sergio Mier (Liga Federal) dijo a El Observador que está de acuerdo con los criterios sugeridos por el legislador de la Alianza Progresista. "Mujica es un frenteamplista con mucha trayectoria, es un hombre de izquierda. Seguramente va a votar con nosotros la mayoría de las cosas que se propongan. No podemos dejarlo afuera", opinó Mier.
El parlamentario recordó haberle dicho a Mujica que si se sentía "aislado" del resto de sus excompañeros podía darse una vuelta por la bancada de la Liga Federal ya que ese sector conoce lo que es andar a la "intemperie".

Los diputados Mier y Darío Pérez fueron enviados al Tribunal de Conducta por haber votado en contra de tres artículos del pasado Presupuesto. Incluso, Pérez le anunció a la bancada del FA que su paciencia ya se está desbordando y que en el futuro no descarta votar las comisiones investigadoras que proponga la oposición.

Justamente, el apoyo de Mujica a la comisión investigadora de los negocios con Venezuela fue el que lo llevó ante el tribunal de disciplina del FA y precipitó su alejamiento. El legislador sintió que, en lugar de tratar de entender cuáles fueron las razones que lo llevaron a dar ese paso, la coalición se movió con un ánimo inquisidor.

Por otra parte, el lunes 12 en el programa Contrapunto de TCC, el vicepresidente Sendic dijo que todos los frenteamplistas deben aprender de los desencuentros recientes y apuntar al diálogo.
"La próxima vez que necesitemos los votos en la Cámara de Diputados yo estoy dispuesto a llamarlo a Gonzalo y a hablar con él. Porque al primero que tenemos que convencer para que respalde nuestras propuestas es a Gonzalo Mujica", sostuvo Sendic.

Mujica dijo a El Observador que la propuesta de De los Santos es una buena noticia entre tantos "insultos" que ha recibido.
"Es una iniciativa muy interesante, la primera propuesta de diálogo que surge desde el Frente Amplio que lleva la discusión al terreno político y sugiere un instrumento posible", dijo Mujica.
Durante una reunión que mantuvo el lunes 5, la bancada de diputados del FA coincidió en la necesidad de "abrir el juego" para que todos los sectores de la coalición tengan espacio y tiempo cuando llega el momento de analizar una iniciativa llegada del Poder Ejecutivo.

En el Frente se analiza la posibilidad de darles a la Liga Federal, al PVP y al IR la participación de la que hoy carecen en el Secretariado Ejecutivo del FA. Se cree que de esa forma se sentirán más involucrados con el gobierno cuando haya que tomar decisiones y, de alguna forma, canalizarán la rebeldía que ahora anda suelta.


Acerca del autor