"La tecnología es replicable, la calidad del servicio no"

Rudolph apuesta a la diversificación para potenciar la competitividad; a su vez, augura más inversiones y una pronta resolución a las trabas que impiden el funcionamiento pleno de Claro TV, tema que se dirimirá en la Justicia
Estudió ciencias económicas en la Universidad de la República. Su formación a nivel profesional la realizó en KPMG, consultora en la que trabajó durante cinco años en el área de auditoría.

Verónica Rudolph se define como aficionada a los deportes, practicó handball con el mismo equipo y en distintos clubes desde quinto año de escuela hasta los 30 años cuando quedó embarazada de su primer hijo, Santiago. Mientras se pospone su regreso a las canchas, disfruta de jugar con sus hijos Santiago(7) y Lucía(4) y también de salir a correr.

En noviembre de 2004 ingresó a Claro como analista de finanzas cuando la empresa se estaba formando. "Ayudé a hacer todo el start up de la compañía", comentó con orgullo y recordó que su legajo al entrar en la empresa tenía el número 24.

Pasó además por el sector de auditoría interna y luego llegó al que evalúa como su mayor desafío a nivel profesional: la gerencia en Administración y Finanzas. Ocho años después asumió, en 2015, el rol como gerenta general de la multinacional que mantiene conectados a unos 900.000 uruguayos.

¿Cómo ve la competencia hoy en día en telecomunicaciones?
Difícil, muy difícil. (ANTEL y Movistar) son dos compañías que son buenas, así que la inversión es en el día a día. Nosotros tenemos bien marcada nuestra estrategia y si bien miramos lo que sucede alrededor, no queremos perder el foco en mejorar la atención y el servicio.
Hay cosas que son copiables; la tecnología es replicable pero la calidad del servicio no.

¿Cuál es la estrategia para sobresalir y atraer a los clientes?
Al principio en el mundo de las telecomunicaciones la penetración no era muy grande –rondaba el 40%–; todo era captar el cliente nuevo. Ahora la apuesta es por atraer al cliente que ya tiene un teléfono. Aunque hay nuevos, es la minoría.
El pilar de Claro para lograr esto, en primer lugar, es la inversión. Anualmente se invierte a razón de US$ 30 millones para mantener la infraestructura de red y asegurar el servicio.
El foco está en que Claro ofrece los servicios que el cliente quiere. Se brinda más internet y también planes de fidelización como Claro Club, en el que se canjean puntos por beneficios como entradas a espectáculos o descuentos.
El otro pilar es que nuestros clientes reciban un servicio de excelencia, que vivan una buena experiencia y reciban la mejor atención.

Además de Claro Video y Claro Música ofrecen Claro TV. Ha habido idas y vueltas en cuanto a la puesta en marcha de este servicio. ¿Cuáles son las posibilidades de que Claro TV funcione sin trabas en Uruguay?
Hay 200 clientes que están disfrutando del servicio de Claro TV. No podemos tener más clientes porque no podemos ingresar más equipos en el país.
Esto está en la órbita judicial y cuando se resuelva –que esperemos que sea favorable para nosotros–, continuaremos dando el servicio al resto de los clientes que lo quieran.
Tenemos muchos clientes que nos piden el servicio pero no podemos dárselo. Se supone que el fallo saldrá a la luz en el corto o mediano plazo.

Claro Música también tiene fuertes competidores, ¿cómo está funcionando a nivel local?
Hoy tenemos cerca de 40.000 suscriptores que usan Claro Música en Uruguay y 9 millones que lo usan en el mundo.
Una ventaja que tiene es que escuchar las canciones allí no consume datos móviles. Además tiene todo el contenido uruguayo que le queramos agregar.

¿Qué novedades tiene para 2016?
Lanzaremos productos nuevos y también pensamos en acercarnos más a nuestros clientes. Abrimos centros de atención en Rocha y Colonia; y vamos a tener otro en Paso Molino.
El plan de inversión tanto en medios como en infraestructura sigue estando.
El grupo no tiene reparos en invertir; por lo tanto, si logramos hacer inversiones anticipadamente se puede llegar a apostar más todavía.

No todas las empresas tienen el respaldo como para afirmar que no tienen reparos en invertir, en un contexto económico general incierto ¿cómo son las perspectivas para Claro?
Claro es una compañía que tiene sus ingresos en pesos, algunos costos están en pesos y otros no porque los equipos se abonan en dólares, por lo que lo incierto del mercado influye pero Claro Uruguay quiere mejorar los servicios, captar más clientes y darles lo que quieren, así que vamos a continuar en la misma línea de inversiones.
Prestamos atención a las inversiones pero no para recortarlas sino para optimizarlas.

Populares de la sección

Acerca del autor