La tecnología con la que las aerolíneas intentan que su valija no se pierda

6.5 maletas de cada 1000 nunca llegan a destino
En un reciente vuelo de Southwest Airlines desde Baltimore, Shvilla Rasheem llegó a Indianápolis pero su equipaje no.

Rasheem, una consultora de 34 años de edad, dijo que siempre documenta su valija cuando vuela por Southwest porque en esta empresa no hay cobro extra. "Nunca pensé en la posibilidad de que no fuera a recibir mi equipaje", dijo.

Tenía buena razón para no preocuparse. Las estadísticas recopiladas por SITA, una compañía de tecnología aplicada a la aviación, muestran una disminución constante en la probabilidad de que el equipaje se extravíe.

Seis de cada 1.000

El año pasado se registró la menor tasa de equipaje perdido –6,5 valijas por cada 1.000– en la docena de años en que SITA le ha dado seguimiento a ese dato.

Varios avances en la tecnología y los procedimientos de manejo de equipaje merecen el crédito, incluidas mejoras a lo largo de los años en las etiquetas de código de barras y escáneres ópticos que han sido usados desde hace tiempo para identificar y seleccionar las valijas documentadas.

Cuando las etiquetas de código de barras fallan es porque estas se arrugan, se manchan o se rompen, o no se alinean para ser vista por el escáner. Si la etiqueta no se puede leer, la valija puede perderse sin que se note; lo cual podría ser la razón de que nadie se diera cuenta de que la valija de Rasheem no fue cargada en su vuelo.
Los lectores de códigos de barras tienen una "tasa de lectura" de entre 80% y 95% de las etiquetas de equipaje, según Nick Gates, director de SITA, responsable de tecnología de equipajes. "Si se puede mejorar la tasa de lectura de las etiquetas", dijo, "hay menos posibilidad de que la valija se retrase conforme se mueve por el aeropuerto".

Esa es la razón por la cual la industria de las aerolíneas y algunos gerentes de aeropuerto pretenden mejorar la tasa de rastreo buscando una solución más allá del código de barras para el equipaje que se creó hace 30 años. Están comenzando a utilizar etiquetas que no necesitan ser vistas para ser leídas.

Rastreo de chips

Valija Turista

Delta Air Lines ha instalado un sistema que usa etiquetas de código de barras que también tienen incrustado un chip de identificación de frecuencia de radio (o RFID, por su sigla en inglés). Esos chips pueden almacenar información de viajes y necesitan solamente estar cerca de los escáneres de radio a lo largo del camino para que se registre el avance de la valija. Como con las etiquetas de código de barras más antiguas de Delta, los viajeros podrán usar la aplicación de viajes que tiene la propia aerolínea para dar seguimiento a sus valijas.

"Este es el próximo paso en lo que a confiabilidad se refiere", aseguró Rodney Brooks, gerente general de operaciones de aeropuerto de Delta.

Air France, la aerolínea alemana Lufthansa y Qantas de Australia están entre las que ya experimentaron con las etiquetas de equipaje con chip de radio. Pero la adopción ha sido lenta en las aerolíneas en Estados Unidos; esto podría cambiar con la decisión de Delta.

La aerolínea está invirtiendo US$ 50 millones en escáneres, impresoras y etiquetas de radio, que también usan etiquetas de códigos de barras. El sistema está instalado ahora en los 344 aeropuertos a los cuales vuela Delta.

Para 2018

La extendida adopción de las etiquetas de chip de radio en la industria de los viajes aéreos no ha sido fácil de lograr, pese a los esfuerzos de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo. Esta ha establecido una fecha límite para el verano del norte de 2018, cuando las 265 aerolíneas miembros deberían poder dar seguimiento completo a las valijas; no solo a las de sus propios vuelos, sino también en los casos en que los pasajeros hagan conexiones con otras operadoras.

"No importará qué tecnología elijan", dijo Nick Careen, ejecutivo de la asociación, en tanto las valijas puedan ser rastreadas una vez que abandonen las manos de los viajeros.
El rastreo de valijas en una aerolínea es difícil por varias razones. Actualizar a la tecnología más reciente requiere cambios de infraestructura que pueden ser costosos y disruptivos. Y como la mayoría de los aeropuertos dejan a cada aerolínea el manejo de su propio sistema de documentación de valijas, la tecnología y los procedimientos varían ampliamente.

El Aeropuerto Internacional McCarran en Las Vegas es una excepción, luego de que en 2005 incorporó chips de radio en la documentación de equipaje y el sistema de selección, el cual es operado por esa termina aérea.

Emirates avión

Los chips de radio incrustados en etiquetas de papel se usan en Las Vegas para asegurarse de que las valijas documentadas se muevan más rápidamente y con mayor precisión a través del sistema, para así incrementar la probabilidad de que las piezas de equipaje terminen en los aviones correctos.

"Los RFID nos funcionan todos los días con una precisión del 99.5 por ciento", dijo Samuel G. Ingalls, el director asistente de sistemas de información del aeropuerto. La terminal aérea ha manejado 160 millones de valijas con etiquetas con chip en los últimos 10 años.

El manejo preciso del equipaje puede ahorrar mucho dinero a una aerolínea del tamaño de Delta. El año pasado, manejó mal unas 276. mil piezas de los 120 millones de valijas de pasajeros que transportó, según estadísticas que reportó al Departamento de Transporte. Aunque esa tasa de error –0,23%– está muy por debajo del promedio internacional de 0,65% , aún representa muchos clientes descontentos.
Incluso la mala experiencia de un cliente puede volverse un gran disparador de crisis de imagen para una aerolínea, dado el efecto en las redes sociales. Durante el día en que Rasheem estuvo separada de su valija –en la que había notas para una presentación que ofrecería– la pasajera tuiteó su frustración, no solo a Southwest sino también a los 1.500 seguidores que tiene en Twitter.

Las notas y la ropa de Rasheem llegaron antes de que empezara su conferencia, sin explicación sobre lo que había sucedido.

Fuente: Christine Negroni - The New York Times