La televisión le teme a las transmisiones en vivo virtuales

Aplicaciones como Facebook Live o Periscope, de Twitter, son cada vez una fuente mayor de contenido para los noticieros de cable estadounidenses, a la vez que alejan al público más joven de la televisión
Los noticieros de televisión por cable han oficiado de desgarradora banda de sonido durante gran parte de 2015 y 2016. Al cubrir ataques terroristas, protestas contra la policía y una campaña presidencial cuyas cabriolas parecen mandadas a hacer especialmente para el sobrecalentado clima del cable, Fox News, CNN y MSNBC han tenido enormes aumentos de audiencia.

Pero como dicen en la televisión, nos acabamos de enterar de una noticia de última hora... y no es buena. Si usted está viendo la televisión sin sonido (lo cual por sí mismo es revelador, ¿no lo cree?), puede consultar este texto de la franja inferior: "Facebook devorará las noticias por televisión, tal como ha devorado lo demás."

Eso, de cualquier modo, es la mejor forma de interpretar lo que ocurrió recientemente, cuando la noticia más grande en Estados Unidos estuvo dominada por las aplicaciones de transmisión en vivo hechas por Facebook y Twitter.

Consideremos el video publicado por Diamond Reynolds, que empezó a transmitir en Facebook Live desde el auto en el que su novio, Philando Castile, acababa de ser baleado por un agente de la policía. O la horrorizante escena en la que un pistolero de Dallas inició una masacre, captada y trasmitida al instante en Facebook por un fotógrafo llamado Michael Kevin Bautista. O el video de DeRay Mckesson, uno de los líderes del movimiento Black Lives Matter, que captó su propio arresto en Baton Rouge, Louisiana en Periscope, la aplicación de trasmisión en vivo de Twitter.

Estas escenas nos hacen pensar que las aplicaciones de transmisión no solo tienen el potencial de traernos noticias más pronto que la televisión. También pueden ampliar en gran medida la gama de noticias que vemos normalmente. Trasmitir noticias extiende nuestro punto de vista colectivo, mostrándonos la perspectiva de quienes, de otro modo, serían pasados por alto por los noticieros y en lugares a los que nunca llegan las cámaras.

"Pienso que la semana pasada vimos que Facebook Live podría convertirse en la red de noticias por cable más inteligente que se haya creado", comenta Jonathan Klein, ex presidente de CNN que ahora maneja una compañía de medios digitales llamada Tapp. Con más de 1,650 millones de usuarios, precisó, "Facebook tiene de hecho 1,650 oficinas para captar noticias y es capaz de hacer cosas en las que ni siquiera soñaría una red de noticias por cable."

Efectivamente, Klein está especulando sobre el camino que podría recorrer Facebook. Por el momento, ni Facebook ni Twitter están ni siquiera cerca de ser una red de noticias. Facebook Live empezó hace apenas unos meses, en alianza con varias empresas informativas (entre ellas The New York Times, que recibe pago de Facebook por producir videos en vivo). Hasta hace poco era más bien conocido como periodismo de aficionados que implicaba trucos extraños con comida. El servicio de de Twitter,
Periscope, es más antiguo y está concebido más como una serie de cortos que se trasmiten una sola vez que como una fuente de noticias exhaustiva.

Pero podemos apostar a que los dos servicios van a ampliar sus horizontes. Twitter anunció recientemente que iba a trasmitir las convenciones republicana y demócrata en alianza con CBS News.
También anunció un plan para trasmitir los programas de Bloomberg TV y tiene un contrato para mostrar los juegos de la Liga Nacional de Fútbol americano este año.

No se sabe todavía qué forma tomarán los planes de Facebook para Live, especialmente porque la empresa se ha mostrado reticente a considerarse una compañía de noticias. Empero, no se necesitarían muchos convenios y cambios en el producto para convertir a Facebook en un sustituto valedero de las redes de noticias por cable.

Pronto podremos entrar en nuestra página de Facebook y ver hasta arriba, una colección de videos producidos por profesionales y aficionados, adaptados a nuestros intereses: noticias de última hora, análisis de temas que nos interesan, todo esto cargado al instante en nuestra página, sin anuncios y sin la constante e interminable espera a que suceda algo que caracteriza a los noticieros tradicionales de cable.

Desde un punto de vista comercial, esto podría ser un peligro para la televisión. Como explicara recientemente Matt Rosoff en Business Insider, se suponía que la cobertura en vivo iba a ser la defensa más firme de la industria contra Internet. Pero debido a redes en línea como Netflix, la gente está cancelando su suscripción a la televisión por cable como si fuera venenosa. Una de las pocas razones que quedan para seguir pagando una cuota mensual es mirar deportes y noticias en vivo, lo que suele ser difícil de ver en línea.

Ahora esa defensa está desapareciendo. Si usted ha visto alguno de los canales de noticias por cable recientemente, lo más probable es que haya visto videos tomados directamente de aplicaciones de trasmisión, reproducidos incesantemente en televisión. Si usted lo vio más de unos cuantos minutos, es comprensible que se haya preguntado: "Si todos estos videos están tomados de Facebook, ¿por qué estoy viendo televisión?"

Además está el acantilado demográfico de los noticieros de televisión: la gente que normalmente mira los noticieros de cable es vieja.

"La próxima generación no tiene la mínima intención de mirar el noticiero de las 6, el de las 11 o ningún otro para acabar pronto", afirma Andrew Heyward, ex presidente de CBS y ahora es investigador del Laboratorio de Medios del MIT.

Es posible exagerar la amenaza que la trasmisión en vivo plantea para los noticieros de la televisión. El llamado "periodismo ciudadano" ha recibido mucha atención por parte de los optimistas de la tecnología en los últimos años, pero ni los blogs, los tuits, los podcasts y todo lo demás han logrado desplazar el periodismo tradicional, si bien han ampliado su tono y su rango. Es probable que eso también suceda en la televisión. Las aplicaciones de trasmisión no van a acabar con CNN, MSNBC o Fox News, pero conforme se difundan más, obligarán a los canales de noticias de la televisión a cambiar su enfoque de cobertura.

"Mientras más caótico y desestructurado se el mundo del video en vivo en línea, más importante será el
curador, analista o trasmisor honesto de la información", señaló Heyward.

En las mejores situaciones, los noticieros por televisión podrían ser simplemente un trasmisor honesto: en lugar de mostrar solo las noticias del día y lo más superficial de los debates que las rodean, los canales de televisión podrían responder al desafío de Internet inyectando más recursos a los reportajes a profundidad, al análisis y las explicaciones, cultivando una gama amplia de perspectivas.

Como dice Klein: "Quizá todo este tiempo se ha exagerado la importancia del video deslumbrante y la misión de los canales informativos podría ser ayudar a entender qué significa realmente ese video."

Fuente: Farhad Manjoo, The New York Times

Populares de la sección