La traición de Hamas

Una investigación confirmó que ayuda de organizaciones internacionales destinada a población civil es robada y desviada por el grupo islámico hacia su propia infraestructura militar
* Por Ana Jerozolimski, desde Israel

Israel lo afirma hace tiempo: la organización integrista islámica Hamas que gobierna la Franja de Gaza desde junio del 2007, no vela por los intereses de la población palestina, sino únicamente por los suyos propios . Tras años de declaraciones categóricas por parte de las autoridades israelíes en este sentido, días atrás fue publicado por primera vez el resultado de intensas investigaciones de su servicio de seguridad Shin Bet, con acusaciones basadas en lo hallado tras un largo tiempo de trabajo de Inteligencia: Hamas roba de la ayuda de organizaciones internacionales destinada a su población civil y deriva fondos hacia su propia infraestructura militar.

Según la primera revelación, un miembro de Hamas que logró infiltrarse ya años atrás a la organización humanitaria cristiana de Estados Unidos "World Vision" , logró desviar el 60% del dinero enviado a los niños y necesitados de la Franja de Gaza - o sea US$ 7,2 millones por año - al brazo armado de Hamas. Se trata de Muhamad Halaby, que comenzó a trabajar en dicha ONG ya en el 2005, llegando tiempo atrás a encabezar la sucursal local de Gaza, lo cual le habría permitido gran margen de maniobra.

Y pocos días después, el Shin Bet publicó que Wahid Borsh, un ingeniero palestino que trabajaba en la agencia de las Naciones Unidas en Gaza UNPD, también aprovechó su posición para maniobrar en favor de Hamas. Entre otras cosas, según Israel, trató de ayudarle a construir un muelle en la costa de Gaza para servir a su brazo armado Izz al-Din al-Qassam. Asimismo, alega la acusación, dado que tenía a su cargo los trabajos de reconstrucción de casas dañadas o destruidas durante la guerra entre Israel y Hamas hace dos años, si en una de ellas se hallaba la entrada a un túnel subterráneo construido por Hamas, tomaba control del lugar y lo ponía a disposición de Hamas , contrariamente a las indicaciones de la ONU. Hamas desmiente categóricamente las acusaciones y su vocero en Gaza Sami Abu Zuhri declaró que "este es otro invento de Israel para intentar estrechar más aún el bloqueo a Gaza".

En la práctica, todos los días pasan aproximadamente mil camiones entre el puesto fronterizo de Kerem Shalom entre Israel y Gaza , con mercaderías cuyo destinatario es precisamente el millón 800 mil palestinos que habitan la Franja . Mientras el puesto fronterizo entre Gaza y Egipto, Rafah, al sur de la franja, está cerrado, el único que funciona regularmente, cerrándose únicamente cuando hay un problema de seguridad , es el israelí.

A pesar de ello, diversas ONG se quejan del exhaustivo control de seguridad de parte de Israel, señalando que no tiene parangón en el mundo. Con ello de fondo, algunas expresaron cierto escepticismo respecto a las acusaciones del Shin Bet, temiendo que ello sea una mera estratagema para limitar la ayuda, aunque también se ha prometido "estrechar los controles" y "estudiar la situación".

Por su parte, los israelíes recalcan que deben maniobrar entre su deseo de "ayudar a mejorar lo más posible la situación de la población de Gaza, y la necesidad de preservar la seguridad, que es una línea roja". Así lo explicó esta semana el General Eytan Dangot, que encabeza la oficina de Coordinación de Actividades en los Territorios, en otras palabras el cuerpo del ejército israelí que tiene a su cargo el contacto con la población civil palestina. Aunque Israel se retiró de Gaza completamente en setiembre del 2005 y es Hamas quien gobierna dicha zona, Israel continúa coordinando el abastecimiento no sólo de mercaderías sino también de elementos claves como parte de la electricidad, el agua, el gas y nafta , para la población palestina. Cuando Hamas tomó el poder en Gaza en junio del 2007 y comenzó a intensificarse el disparo de cohetes desde allí hacia el vecino territorio israelí, la política oficial israelí fue un cierre mucho más hermético que el actual y la aceptación únicamente de casos humanitarios, generalmente para tratamientos médicos en hospitales israelíes. Pero desde marzo del 2010, la línea es otra . Si bien claro está que no hay puertas abiertas, ya que Gaza bajo Hamas es una entidad hostil a Israel, se permite introducir todo lo que no pueda servir a usos militares en manos del terrorismo. O sea que no entran a Gaza armas ni municiones, ni elementos considerados de "doble uso", o sea sustancias que puedan tener un fin civil pero que también puedan ser utilizadas para la infraestructura armada . Pero todo el resto, está permitido, siempre supeditado a los controles y revisaciones de seguridad.

En el transcurso de los últimos años, en diversas oportunidades fueron publicados testimonios de funcionarios en organizaciones internacionales de ayuda que trabajan en Gaza, acerca de las presiones que sufrían de parte de Hamas. No nos consta ninguno que haya salido con nombre y apellido, con cara descubierta a denunciar. El peligro es demasiado grande. Al consultar en su momento con los voceros locales, la respuesta que solíamos recibir era que "estamos investigando".

Ahora, el ya citado General Dangot , estima que "debido a las serias dificultades con las que lidia hoy Hamas, que tiene todo bloqueado del lado egipcio, las organizaciones internacionales tienen un mayor margen de maniobra y pueden presentar exigencias, ya que Hamas las necesita".

Y esto es clave para la continuación de proyectos humanitarios en Gaza, para los cuales Israel permite introducir materiales de construcción, confiando en que las ONG encargadas de cada uno, supervisen que su uso no sea otro que el determinado de común acuerdo. Si cemento destinado a una escuela, es usado para los túneles, e Israel lo descubre, el riesgo es que la próxima escuela en planificación, no pueda construirse. Si las propias ONG están infiltradas por Hamas, el riesgo es grande.

Israel no se limita a sus propias revisaciones y espera que la comunidad internacional tome medidas para garantizar que el dinero de los países donantes, no llegue al terror.


La complicación electoral

A comienzos de octubre se llevarán a cabo, si no cambian los planes, las elecciones municipales palestinas, tanto en Cisjordania donde los territorios bajo control palestino están gobernados por la Autoridad Nacional Palestina, como en la Franja de Gaza gobernada por Hamas. Las revelaciones de los últimos días por parte del Shin Bet, aunque claro está que serán numerosos los palestinos que consideren mentira lo que viene de fuente israelí, pueden complicarle las cosas a Hamas, que también lidia con serias limitaciones que le impone el vecino Egipto. Días atrás comenzó a circular por las redes palestinas un video de propaganda electoral de Hamas, en el que muestra a la Franja de Gaza prácticamente como Singapur. Es un hecho que Gaza no es solamente los usualmente filmados campamentos de refugiados ni las zonas más fuertemente afectadas por los bombardeos israelíes contra Hamas en la guerra de hace dos años. Pero la concentración de sitios hermosos , bien construidos, parques verdes, altos edificios, lujosos hoteles y calles ordenadas, en unos pocos minutos de video, llama la atención. Especialmente, el ver a diferentes palestinos, mayores y niños, familias mayores y jóvenes, niños, hombres y mujeres, todos , en diferentes puntos de la Franja, mostrando a la cámara el mismo cartel. "Shukran Hamas", dice , o sea "Gracias Hamas". La pregunta es cuántos de esos palestinos creen que realmente tienen algo que agradecer a Hamas.


Populares de la sección