La Unión Europea acusó a Google por abuso de posición dominante

Los cargos son por actividades monopólicas relacionadas con la instalación y el uso de su motor de búsqueda en los dispositivos móviles

La Comisión Europea informó a Google que, dado que consideran que la empresa ha violado normas antimonopolio, fueron presentados cargos en su contra. Según el organismo regulador, la compañía liderada por Sundar Pachai abusó de su posición dominante al imponer a los fabricantes de equipos móviles y a los operadores de las redes una serie de restricciones. Así, la empresa habría buscado beneficiar a su buscador Google por sobre el resto.

Como si esto fuera poco, la Comisión señala que la compañía ha perjudicado a los consumidores dado que les impide el acceso a los buscadores rivales, por lo que, en un sentido amplío, estaría sofocando la competencia y restringiendo la innovación en el sector móvil.

Este proceso, que comenzó en abril de 2015, llevó a que la Comisión Europea arribará a una serie de conclusiones: Google exige la preinstalación de su herramienta de búsqueda y del navegador Chrome, así como la preconfiguración por defecto de la búsqueda de Google; impedir la venta de smartphones y tablets que ejecuten partes del código de fuente abierto de Android en sistemas operativos que no sean los desarrollados por Google; incentivar financieramente a fabricantes y operadores de redes móviles con la condición de que instalen la búsqueda de Google en sus equipos, de acuerdo a lo informado por el portal Hipertextual.

Esta es la manera que tiene la Unión Europea de controlar a las grandes corporaciones tecnológicas como Google o Microsoft. La magíster en propiedad intelectual y presidenta de la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche, explicó -en diálogo con Infotechnology- que "hay una política de control fuerte en Europa porque hay cuestión de competitividad entre las empresas europeas y estadounidense", ya que históricamente han tenido programas de fomento de la industria del software y controlarlos "es una manera de tratar de equilibrar el ecosistema tecnológico", desarrolló.

Un antecedente anterior, recuerdó Busaniche, es "cuando Microsoft incorporó el Windows Media Player en sus computadoras como el reproductor por defecto, a fines de los 90". Y, sostiene además que "el usuario del móvil es menos proclive a manipular el software", así que las posibilidades de abuso por parte de Google se vuelven claves dentro de un mercado de móviles en pleno auge.

Luego del anuncio del regulador, Google ha publicado un comunicado en el que da su punto de vista acerca de las acusaciones: "Android ha ayudado a fomentar un notable y sostenible ecosistema basado en un software de código abierto y promoviendo la innovación. Esperamos continuar trabajando con la Comisión Europea para demostrar que Android es bueno para la competencia y para los usuarios".

El paso que sigue es que la empresa responda de manera formal a las cargos. Todo el proceso puede tomar años, como ocurrió con el caso de Microsoft e Internet Explorer, que derivó en el pago de una multa millonaria por parte de la empresa de Redmond.


Fuente: InfoTechnology (El Cronista) - Ripe

Populares de la sección