La verdad acerca de los antojos

Hay factores que contribuyen a su aparición

Todo el mundo tiene antojos de vez en cuando y, muchas veces, cuando se sucumbe a uno de ellos, puede venir luego un sentimiento de culpa y malestar.

Lo que mucha gente no sabe es que la mayor parte de las veces, los antojos no son necesariamente una expresión de hambre, sino una combinación de componentes psicológicos y biológicos.

El organismo se comporta de diferente forma según se trate de hambre o de un antojo. Cuando lo que se tiene es hambre, el cuerpo envía señales al cerebro de que es hora de comer. Esta es una respuesta natural que contribuye a mantenerse vivo y funcionar correctamente día tras día. Lo que sucede es que cuando los niveles de azúcar en sangre comienzan a caer, el cuerpo libera una hormona conocida como grelina, que alerta al cerebro de la necesidad de alimentos. Existe otra hormona conocida como leptina, cuya función es avisarle al cerebro que deje se comer una vez que ha empezado a sentirse saciedad.

Por otro lado, cuando se trata de antojos, la explicación es un tanto más compleja, ya que no se trata de proveer al organismo de algo que necesita para sobrevivir. De acuerdo a investigaciones, la ínsula, el hipocampo y el núcleo caudado son las partes del cerebro que, se cree, son responsables de los antojos de alimentos. Estas zonas están a cargo de la memoria a largo y corto plazo, las emociones y el sistema de recompensa de dopamina. La dopamina es la hormona responsable del sentimiento de bienestar asociado al placer y, en algunos casos, a las adicciones. De esta forma, se puede entender el por qué de los antojos ante determinados alimentos. Si al comer una torta de chocolate sentimos un placer inmenso, el cerebro nos estará diciendo que eso nos hará sentir mejor.

Las emociones y, en particular, el estrés, pueden desempeñar un rol importante en los antojos. Cuando se consumen alimentos tales como carbohidratos refinados, sal y azúcar, el organismo produce hormonas responsables del sentimiento de bienestar, como la dopamina, que genera la necesidad de consumirlos una y otra vez. Estas hormonas pueden también producir un sentimiento de relajación, razón por la cual uno suele recurrir a la barra de chocolate y no a la zanahoria cuando se siente estresado o ansioso. Y este es un punto importante, ya que conocer las causas de los antojos puede ser útil para superarlos, buscando formas alternativas de manejar el estrés.

Otra razón por la cual se producen los antojos, es una posible deficiencia en cierto tipo y/o cantidad de nutriente. Si hay deficiencia de uno o más nutrientes, el organismo generará antojos de alimentos en los que estos estén presentes. Esta puede ser la forma en que el cuerpo nos comunica que le faltan nutrientes, especialmente cuando se realizan dietas en las que se eliminan determinados grupos de alimentos.

Para evitar esto, la recomendación es llevar una alimentación saludable y balanceada, que incluya todos los grupos de alimentos, procurando que todos los nutrientes necesarios provengan de allí, en lugar de recurrir a suplementos alimenticios en primera instancia.


Para leer más sobre nutrición y vida saludable, ir a comermejor.com.uy
Fuente: Kayla Itsines

Populares de la sección