La vida subterránea en una ciudad bombardeada de Siria

Los habitantes de Duma viven y estudian en pozos bajo tierra
En cuanto empiezan los bombardeos del régimen sirio, los habitantes de la ciudad rebelde de Duma se refugian bajo tierra, donde transcurre una vida paralela, con escuelas, panaderías, salas de juego y hasta hospitales improvisados.

Los días en los que el cielo no amenaza con bombas reina una normalidad relativa en esta ciudad de más de 100 mil habitantes, la mayor de los suburbios de Damasco. Los niños van a la escuela y los comerciantes venden productos en sus locales.

Pero cuando los ataques aéreos comienzan, las familias se refugian en los túneles subterráneos, a veces hasta el amanecer.

Duma es un bastión del poderoso grupo islamista Jaish al Islam. En junio pasado, varias organizaciones humanitarias pudieron, por primera vez en tres años, distribuir ayuda humanitaria.

Un vecino llamado Abu Omar construyó debajo de su vivienda un refugio de cuatro metros de profundidad para resguardarse. Una lamparita lo alumbra. En el suelo hay alfombras sobre las que colocó su puesto de café.

"Cavamos durante 15 días para hacer esta guarida porque no hay otro sitio donde protegernos de los bombardeos", explicó a la agencia AFP Abu Omar.

Las mañanas en las que se oyen explosiones, sus sobrinos usan una escalera de madera inestable para bajar al refugio. "Normalmente vamos a la escuela, pero en los últimos días fue imposible debido a los bombardeos", dijo Mohamad, que estudia en primaria.

Los niños pueden pasarse horas bajo tierra y se entretienen haciendo los deberes o inventando juegos. Los bombardeos de la mañana tampoco dejan a los agricultores ir al campo a recoger verduras. Como consecuencia sus puestos quedan vacíos y las familias no tienen nada para comer.
Solo ambulancias

Desde hace unos días las calles de Duma, asediada por las fuerzas del presidente sirio Bachar al Asad desde 2013, están desérticas. Solo se ven ambulancias circular a toda velocidad hacia los lugares bombardeados.

Las fuerzas del régimen lanzaron hace seis meses una ofensiva que les permitió controlar aldeas y granjas de la Ghuta oriental. Las fuerzas progubernamentales se encuentran a tan solo dos kilómetros al norte de Duma.

Fuente: AFP

Populares de la sección