La zafra de toros resultó mejor de lo que se esperaba

El promedio se ubicó en US$ 2.725, dentro del rango estimado por El Observador
La zafra de toros 2016 tuvo un resultado bastante más positivo del que esperaban los cabañeros antes del inicio de la zafra. Aguardaban que este fuera un año difícil y consideraban que los precios caerían al menos 10%, tomando como referencia la baja de las cotizaciones de las demás categorías ganaderas, sobre todo en el mercado del gordo.

Si bien el mercado se presentó selectivo, con compradores que eligieron cuidadosamente los toros con los mejores datos de EPD, se comercializó un alto volumen de la oferta total y el precio finalmente fue 5% inferior al de la zafra 2015, según el resultado de la estadística realizada por El Observador Agropecuario.

Gráfica toros 1.jpg

En la previa El Observador Agropecuario publicó que el precio promedio de esta zafra debería ubicarse entre US$ 2.650 y US$ 2.800 por toro (ver edición del 30 de setiembre). Y efectivamente fue así. La evaluación registró la venta de 5.320 toros a un precio promedio de US$ 2.725. Cabe recordar que solo se consideraron remates de cabañas y exposiciones, no así ferias ganaderas ni remates por pantalla.

Otra característica de la zafra fue la consolidación de la raza Aberdeen Angus como líder en ventas. El año pasado ya habían sido los de esta raza los toros más vendidos –47%– y en esta zafra la raza alcanzó 50% de ventas.

Gráfica toros 2.jpg

En contrapartida se observó una caída en el volumen de negocios de Hereford, los toros de esa raza eran 45% en 2014, pasando a 42% en 2015 y este año fueron 37% del total. Sin embargo, el precio promedio de los toros Hereford fue US$ 2.803, superando en 3% al promedio de todas las razas y en 3,4% al promedio de los Angus.

En esta zafra además se realizó por primera vez un remate de la raza Senepol, que obtuvo el precio promedio más alto del período –US$ 5.349–, aunque por un volumen escaso –de siete toros–, al tratarse de una raza nueva en Uruguay.

Gráfica toros 3.jpg

Los tres departamentos más vendedores fueron Tacuarembó, Durazno y Cerro Largo, en ese orden. Un criador tuvo que invertir en promedio por un toro el precio equivalente al de 6,4 terneros, 8,7 terneras o seis vacas de invernada. En 2015, el promedio fue equivalente a 7,2 terneros, 9,9 terneras o seis vacas de invernada.

Gráfica toros 4.jpg



Populares de la sección

Acerca del autor