Lacalle Pou calificó de "caradura" a Mujica, quien le recordó a su padre

Los senadores se enfrentaron por los negocios con Venezuela. Escuche el audio con el intercambio de palabras entre los legisladores

La Cámara del Senado aprobó este martes por amplia mayoría que el Poder Ejecutivo salga de garantía y asuma el pago de intereses de los créditos a los que accedan con instituciones de plaza, las empresas lácteas que exportaron a Venezuela y que vieron retrasados los pagos. A la fecha, Venezuela le debe sólo a Conaprole.

Con el proyecto votado por 29 senadores en 30 presentes, el gobierno buscó compensar los desequilibrios que enfrentaron industrias como Calcar, Claldy, Pili y Conaprole que exportaron a Venezuela y no recibieron en fecha los pagos de sus envíos. Según datos de El Observador de fuentes industriales, a mediados de abril, Venezuela remitió a Uruguay un pago de US$ 30 millones con el cual saldó el total de su deuda con Calcar, Pili y Claldy. A Conaprole se le sigue adeudando US$ 38 millones, surgido de ventas por el acuerdo entre ambos gobiernos, además de otros US$ 27 millones que se le deben de exportaciones anteriores.

Pero la jornada parlamentaria estuvo marcado por el cruce de declaraciones entre el expresidente y actual senador, José Mujica, y el senador nacionalista Luis Lacalle Pou, marcó la tónica del debate que tuvo como centro el carácter "ideológico" de los negocios con el país caribeño.

Tiempo atrás, los blancos denunciaron la intermediación de una empresa vinculada al MPP para concretar las exportaciones de privados a Venezuela. A nivel parlamentario, el Partido Nacional decidió que solicitar la formación de una comisión investigadora en Diputados para revisar los negocios con ese país y en particular el rol de la firma "Aire Fresco SA".

La discusión

En el debate, la oposición recordó que el gobierno "alentó", según lo dijo el senador Pablo Mieres (Partido Independiente) la venta de productos alimenticios a Venezuela, tras el acuerdo para comprar petróleo y exportar alimentos cerrado directamente entre los presidentes Tabaré Vázquez y Nicolás Maduro.

En sala, el senador Mujica, uno de los últimos en hablar, dijo que no se le vende a Venezuela por "simpatía política" sino por una "absoluta e imprescindible necesidad" de Uruguay y sus productores. Luego de negar el trasfondo político de esos negocios -algo a lo que también suscribió el senador Ernesto Agazzi (MPP)- Mujica afirmó que Uruguay debe mantenerse en ese mercado que paga buenos precios. "¿Por qué no le vendemos a Estados Unidos que tenemos un acuerdo? ¿Por antipatía política?. No. No le vendemos porque los precios que pagan son ridículos", afirmó Mujica.

Tras eso, el senador Luis Lacalle Pou (Partido Nacional) tildó al exmandatario de "caradura".

"¿A alguien le cabe la menor duda de que las relaciones entre Uruguay y Venezuela están íntimamente designadas en los últimos años por una afinidad política?. No se puede ser tan caradura", dijo el líder blanco.

Mujica respondió sin micrófono al grito de: "Andá a decirle eso a tu padre, bo". Lacalle Pou, en uso de su tiempo, le gritó a Mujica:"Pida la palabra que no me va a correr gritando", y continuó repitiendo esto último.

Lacalle Pou discute con Mujica mp3

Entre los gritos y los reclamos debió intervenir el vicepresidente Raúl Sendic, quien le dijo a Lacalle Pou que no podía faltarle el respeto a otro legislador ni adjudicar intenciones.

Agazzi rechazó la acusación de Lacalle Pou de que las ventas a Venezuela tienen un carácter ideológico, respondiendo: "Vayan a decírselo a Pili, Calcar y Claldy porque el gobierno no tiene tambos ni fábricas de leche en polvo". Y apuntó: "Ojo con las acusaciones que se hacen acá porque nos leen en Venezuela".

Finalmente el proyecto fue votado por legisladores de todos los partidos y pasó a la Cámara de Diputados.


Populares de la sección

Acerca del autor