Lacalle Pou pidió información sobre situación que blancos sanduceros niegan

Para el líder de Todos, debe haber transparencia "más allá del color partidario"

Mientras que en Paysandú los blancos tildaron la auditoría que realizó el gobierno departamental de "una operación del Frente Amplio" para "manchar a las autoridades anteriores", en Montevideo, el líder nacionalista de Todos, Luis Lacalle Pou, pidió información al respecto.

El senador dijo a El Observador que, si bien no cuenta con información como para "poder opinar", debe haber ante todo transparencia "sin importar el color partidario".

Pocas horas antes de que realizara esas declaraciones, el diputado sanducero Nicolás Olivera había manifestado a El Observador que cuentan con documentos que muestran resultados diferentes a los expuestos en el estudio que la Intendencia encargo a una empresa privada. "Acá hubo una intencionalidad. Se buscó una oportunidad para desviar la atención hacia otro lado", dijo.

Al poco tiempo de que el frenteamplista Guillermo Caraballo asumiera como intendente de Paysandú, realizó un recorrido junto a otros jerarcas para ver el estado de las construcciones que se habían puesto en marcha a través del Presupuesto Participativo –dinero para obras propuestas y votadas por los vecinos- y se encontró con que donde se debía estar remodelando un CAIF había una construcción parada. Ese fue uno de los puntos que llevó a que se solicitara una auditoría externa, que analizó los últimos dos años del gobierno del nacionalista Bertil Bentos y detectó más de 10 situaciones irregulares.

Bentos pertenece al sector Alianza Nacional, liderado por el también sanducero Jorge Larrañaga. El Observador intentó comunicarse con Larrañaga pero no obtuvo respuesta porque se encuentra en el exterior.


Populares de la sección