Lali Espósito: "Elijo los proyectos que más me representan"

La actriz y cantante estrena en Uruguay la película Permitidos, que significa su primer papel protagónico en el cine
Mientras filmaba la novela Esperanza mía, a Lali Espósito le llegó una propuesta del director Ariel Winograd. Se trataba de un guion para una comedia romántica que el realizador pretendía que protagonizara junto a Martín Piroyansky. Ambos aceptaron sin dudar y se involucraron desde muy temprano en el proyecto Permitidos, que hoy llega a la cartelera uruguaya.

Con motivo de la presentación del filme, Espósito estuvo en Uruguay y dialogó con El Observador sobre su primer trabajo protagónico en el cine.

"No fue para nada una presión extra, no sentí ninguna diferencia. El único cambio es que al estar al frente de la película tenés más responsabilidades porque acarreás la guía de la historia, pero en realidad la diferencia es que tenés más escenas y una mayor incidencia en la trama, porque por lo demás el laburo es el mismo", consideró la actriz y cantante de 24 años.

Espósito consideró su trabajo en Permitidos como un "gran paso" en su carrera artística, no solo por la responsabilidad del protagónico, sino también por el hecho de hacer comedia, un género que "ama", y en particular el estilo de comedia romántica que plantea la película de Winograd, con quien Espósito asegura que tuvo un gran entendimiento, al igual que con su coprotagonista.

Embed

"Yo elijo los proyectos que más me representan", dijo la actriz, y aseguró que no opta por trabajar en un determinado filme, serie o hacer determinada canción por el público al que pueda llegar. "Me sigue mucha gente joven, pero no hago música para jóvenes, hago lo que me gusta a mí, que también soy joven. Pero sí es cierto que esta película por ahí me acerca a un público que no me tiene tan presente, que no escucha la música que hago o no miró las novelas en las que trabajé, así que está bueno".

En Permitidos, Espósito interpreta a Camila, una abogada con una vida "estándar, que le gusta ser correcta socialmente", que ve a todo convertirse en conflicto cuando su novio Mateo (Piroyansky) conoce a la actriz Zoe del Río (Liz Solari), su "permitida". El juego que da título a la película establece que cada miembro de una pareja tiene una celebridad con la que si llega a mantener un encuentro sexual, no cuenta como infidelidad.

La actriz compara el impacto de las acciones de Mateo en su personaje con la transformación de Bruce Banner en Hulk. "El principal desafío al momento de componer el personaje fue entonces la previa a ese momento, porque eso lo ven todos en la pantalla. ¿Pero cómo es esta persona antes de que le pase eso?"

Lali Espósito

Más allá de la construcción del personaje en la previa a lo que sucede en la película, Espósito también tuvo injerencia en lo que sucede delante de cámaras. En una de las mejores escenas de la película, Camila tiene un quiebre emocional en la calle y comienza un largo monólogo en el que despotrica contra Zoe del Río y lo que representan las figuras famosas en la sociedad, un momento que se suma a los grandes momentos de catarsis femenina que el cine argentino ha tenido en los últimos tiempos (como el Érica Rivas en Relatos salvajes).

"En esa escena tuve una libertad genial. De hecho, habíamos trabajado el guion previamente y sin embargo, el mismo día que filmamos la escena caí con modificaciones en el texto. Me acerqué a Winograd y le dije 'mirá, tengo estos cambios, a ver qué te parece', y los miró y me dijo que estaban buenísimos, que lo dijera así", recordó Espósito, y afirmó que, contrariamente a lo habitual, esa secuencia tuvo solamente dos tomas filmadas sin cortes.

La protagonista de Permitidos elogió el trabajo de Winograd y destacó la posibilidad de intervenir y opinar sobre la construcción de sus respectivos personajes.

Más allá de las abundantes risas, la película también trata temas como la fama efímera y el impacto de las celebridades en la vida de la sociedad. Espósito cree que su vínculo con la fama es "raro", ya que no lo tiene demasiado presente, algo que considera que se vincula con el hecho de que desde los 12 años ha estado expuesta públicamente. "No es el centro de lo que hago; es un resultado de lo que hago, y lo disfruto", definió.

En un momento de la película, el personaje de Piroyansky es aplaudido por sus compañeros de trabajo por una acción que hace que los colegas de Camila la miren con suspicacia. "Es un llamado de atención sobre nuestra sociedad machista", reconoció Espósito.

"La mina que se la juega y se expone es criticable, y el tipo que hace lo mismo es un ídolo, me hago una remera con su cara, como sucede en la película. Todavía nos gusta criticar a las minas que hacen lo que quieren, mientras que el tipo que hace lo mismo es un capo. Esa parte me copa porque es un reflejo tal cual", explicó la actriz, que en diciembre volverá a Uruguay, aunque en su faceta de cantante.

Lali Espósito

Martín Piroyanski y un personaje lejano

Trailer Permitidos Lali Espósito

"Con Mateo me es imposible identificarme", consideró el actor principal de Permitidos, "porque es un tipo medio miserable, sin códigos, que hace lo que nadie haría en su situación", dijo. Piroyansky, habitual protagonista de los filmes de Winograd, comparó su trabajo en esta comedia como algo distinto a sus roles anteriores, ya que Mateo es un personaje "neutro, que está determinado por lo que le va pasando, mientras que mis papeles anteriores eran más de monstruito, de bufón". El actor también incursionó en los roles de guionista y director, un trabajo que busca continuar desarrollando incluso más que el que realiza delante de cámaras. "Voy a actuar de forma más pausada y seguir dirigiendo, porque quiero aprender y creo que todavía no he hecho mucho en ese rol".


Populares de la sección

Acerca del autor