Larrañaga dice que la oposición no está preparada para gobernar

Sostuvo que el FA está pronto para perder y hay que construir una alternativa
El líder blanco Jorge Larrañaga (Alianza Nacional) reconoció que la oposición aún no está preparada para ganar ni para gobernar y sostuvo que para construir un proyecto político distinto al del Frente Amplio es necesario que los distintos partidos se pongan de acuerdo en una agenda de asuntos comunes que superen las diferencias.

"Hay que hacer un trabajo que no es de corto plazo. Tengo la absoluta convicción de que el Frente Amplio está pronto para perder en la próxima instancia electoral. ¿Eso significa que la oposición está pronto para ganar y para gobernar? Creo que no. Me parece que ese es el gran desafío", dijo Larrañaga el jueves 11 en el programa En la Mira del canal cable VTV.

Allí, el senador nacionalista reiteró la idea de armar un arco opositor amplio que trascienda al Partido Nacional; tan amplio que incluso no dudó en impulsarlo reuniéndose con políticos tan distantes como el líder colorado Pedro Bordaberry y el diputado de Asamblea Popular, Eduardo Rubio.
También lo hizo con el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, y con el empresario Edgardo Novick (Partido de la Concertación).

Precisamente, Larrañaga no cree que el paraguas de la Concertación que sirvió para competir en Montevideo sirva para conformar una alianza a nivel nacional.

Identidad

El exintendente de Paysandú considera que se deben respetar las identidades de las diferentes colectividades y que la ingeniería electoral debe ser lo último que aborden las partes.
En los encuentros no estuvieron ajenas las menciones a experiencias latinoamericanas como la de Venezuela, donde el chavismo perdió las elecciones parlamentarias, o la de Argentina, donde Mauricio Macri –en alianza con la Unión Cívica Radical–, terminó con la hegemonía de más de 12 años de kirchenerismo.

"A partir de una premisa de que el actual modelo político generó una suerte de brecha en la sociedad uruguaya, es necesario construir una alternativa y para nosotros esa alternativa son los partidos políticos de la oposición. Respetando las identidades partidarias tenemos que conversar para formar un espacio superador de ideas que propicie políticas de mediano y largo plazo", dijo Larrañaga a principios de diciembre pasado luego de la reunión con Mieres.

"Si hay un resquicio de diálogo (con el gobierno) yo quiero recorrerlo". Jorge Larrañaga, líder de Alianza Nacional

El dirigente también se contactó con referentes en el área de la economía como Ernesto Talvi –director académico de Ceres– y del sindicalismo, como Richard Reed –exsecretario ejecutivo del PIT-CNT y dirigente histórico de la bebida–. Además, mantuvo reuniones con organizaciones sociales y religiosas.
En la entrevista en VTV, Larrañaga señaló que la oposición tiene que "procurar construir un espacio superador del actual Frente Amplio pero no para reeditar la sustitución de un modelo por otro".

"Creo que hay disposición para trabajar en esa línea, el tema es cómo nos acercamos, cómo hacemos para tener una mirada inteligente, humilde de nuestras propias limitaciones, de nuestras propias iniciativas. No debemos creer que somos propietarios de toda la razón para poder avanzar", dijo.
"Esto requiere un proceso de maduración que no va a salir de la noche a la mañana. Hay que impulsar una instancia superadora con temas de entendimiento más allá de las diferencias que puedan existir", agregó.

En cuanto a la actitud frente al gobierno, Larrañaga ha sostenido una postura diferente a la de su correligionario y líder de Todos, Luis Lacalle Pou, quien, por ejemplo, fue partidario de retirarse de las conversaciones para encontrar puntos de acuerdo en políticas de seguridad,
"Si hay un resquicio de diálogo yo quiero recorrerlo. Porque el Partido Nacional no puede negar hoy lo que va a pedir mañana porque en la próxima elección ningún partido va a tener mayoría parlamentaria", afirmó.


Populares de la sección