Las 10 medidas del gobierno para Juan Lacaze tras cierre de Fanapel

Inefop invertirá US$ 605 mil en capacitación y apoyo a pequeños emprendedores
El conjunto de medidas dispuestas por el gobierno para ayudar a paliar la crisis laboral desatada en Juan Lacaze tras el cierre de Fanapel insumirá una inversión de unos US$ 605 mil ($ 17,2 millones).

El paquete incluye capacitación y formación profesional específica para todos los trabajadores de Fanapel (unos 250), mediante el dictado de 15 cursos a través del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop). Para eso el presupuesto es de US$ 264 mil. A eso se suma un plan de capacitación y formación profesional para Juan Lacaze con un presupuesto de US$ 147.500.

También se dispuso un fondo rotatorio de emergencia para el Programa de Inversión Productiva (PIP), destinado a pequeños emprendimientos locales que puedan desarrollarse, con presupuesto de US$ 70.400. Este fondo es igual al que está en marcha en Dolores por la catástrofe climática que afectó esa localidad de Soriano en 2016. Por otro lado, se ofrecerán 10 asistencias técnicas para micro y pequeñas empresas de la zona, con presupuesto promedio de consultoría por cada una de US$ 7.040.

Además, se dispuso realizar un llamado público para un técnico en formación profesional para la oficina del Inefop que se instalará en el parque industrial de la ciudad. El presupuesto por un plazo de nueve meses es de US$ 6.560.

En tanto, el Fondes-Inacoop otorgará apoyos a proyectos zonales que se presenten mediante fondos de financiamiento y de asistencia técnica, así como para la capacitación y formación.

También se destinarán unos US$ 31.700 para el resumen, actualización de diagnósticos y elaboración de propuestas, en colaboración con ministerios y participación de organizaciones locales. Además, habrá un seguro de paro especial para los trabajadores de Fanapel por el plazo de un año (144 jornales), mientras se procesan otras alternativas laborales que de concretarse darán oxígeno a la zona. En este seguro de paro también se incluye a empresas tercerizadas vinculadas a Fanapel que cumplan con los requisitos para hacer uso de la prestación.

Por otro lado, se comenzará a analizar con el apoyo del Fondes-Inaccop la viabilidad de la Cooperativas Textil del Puerto de Sauce. Esta fábrica autogestionada por sus trabajadores funciona en el parque industrial, predio que en el pasado ocupó la desaparecida textil Campomar y Soulas S.A.

Puerto libre

El plan oficial también apuesta a dinamizar el puerto de la ciudad y a promover la instalación de nuevos emprendimientos productivos en el parque industrial que allí funciona. Hoy se maneja la posibilidad de que se radique en la zona una planta de producción de aceite de granos y otra de bolsas de papel.

También existe un proyecto privado de inversión de casi US$ 10 millones, que se financiaría a través de un crédito solicitado al Banco República. Se trata de un barco transportador de camiones que operaria en el puerto y permitiría llevar carga al puerto de Buenos Aires sin tener que realizar el trayecto terrestre por Fray Bentos.

Como se trata de un barco nuevo no sirven los muelles tal como estaban concebidos, por lo que será necesaria una inversión adicional con la ampliación de la rampa de carga y la prolongación de los muelles.

La obra se iniciará inmediatamente que se apruebe el crédito. El Poder Ejecutivo resolvió incorporar al puerto Sauce en régimen de puerto libre por lo que la realización de actividad logística estará exenta de todo tipo de impuestos.

Además, se enviará al Parlamento una propuesta para introducir modificaciones a la ley de parques industriales. La iniciativa procurará que pueda habilitarse la instalación de empresa proveedoras de servicios en este tipo de complejos.