Las alarmas de Zara: mucho más que un sistema antirrobos

Cuentan con un chip que brinda valiosa información a la compañía

Desde hace un mes, Inditex -propietario de las cadena de vestimenta Zara- utiliza un nuevo sistema "escondido" en sus alarmas antirrobo. El denominado RDIF (Radio Frequency IDentification) permite, entre otras cosas, saber dónde están sus miles de productos hasta su venta, según publicó El País de Madrid.

En el sistema antirrobo usual se incluyó un chip con los datos particulares de cada prenda. Permite identificar todo lo que entra y sale de los depósitos, camiones y tiendas, saber qué es tendencia y cuántas unidades quedan en stock de cada artículo.

Además, permite que el personal cuente cuántas unidades están entrando en una caja, sin necesidad de contarlos uno a a uno; ya que este sistema emite una señal en un radio de tres metros y "avisa" que las prendas han llegado.

Otras de las ventajas de este nuevo sistema es que, al comprar la prenda y quitar las alarmas de robo, inmediatamente en la caja registradora se agregan los códigos de las prendas vendidas, sin tener que pasar de nuevo el código. Cuando se elimina la alarma, se borra toda la información de la caja y se envía directo a las fábricas para que sea emplazada en un nuevo artículo.

Las alarmas se instalan en las propias fábricas y se les cargan datos a través de escáneres en los centros logísticos. El sistema RDIF se encuentra prácticamente en casi 2.000 tiendas de Zara que, en los últimos años, ha invertido más de 1.000.000 de euros (US$ 1.138.570) en esta y otras tecnologías. Inditex, dueña de las tiendas de Zara, trabaja en esta tecnología desde 2007. El objetivo de Inditex es llevar esta tecnología al resto del grupo.




Fuente: El País de España

Populares de la sección