Las ciudades submarinas que quieren ser patrimonio

Conozca las cinco locaciones que fueron propuestas a la Unesco para formar parte de un posible Patrimonio Mundial de Alta Mar

El Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) presentaron un informe titulado Patrimonio Mundial en alta mar, una idea cuyo tiempo ha llegado, según lo indica El País de España.

"Al igual que ocurre en tierra firme, las profundidades y las zonas más apartadas del océano albergan lugares únicos que merecen un reconocimiento, igual que hemos hecho con el Parque Nacional del Gran Cañón en Estados Unidos, las islas Galápagos en Ecuador o el Parque Nacional de Serengueti en Tanzania", expone en el prólogo del informe la geógrafa alemana Mechtild Rössler, directora del Centro del Patrimonio Mundial de la Unesco.

El informe presenta cuatro posibles candidatos a formar parte de un posible Patrimonio Mundial de Alta Mar:

La Ciudad Perdida

Ciudad perdida

Se trata de una formación de monolitos de carbonato que se elevan como torres de 18 pisos sumergida a 800 metros de profundidad del océano Atlántico,


El Café de los tiburones blancos

tiburones blancos

Es un lugar de reunión de estos escualos cerca de Hawái.


El Domo Térmico de Costa Rica

Domo Costa Rica

Se trata de una zona crítica para la biodiversidad marina situada al oeste de Centroamérica.

El mar de los Sargazos

El mar de los Sargazos

Localizado en el Atlántico en torno a una concentración de algas flotantes.

Plataforma Atlántida (Atlantis Bank)


Una montaña submarina que en algún momento fue una isla en el océano Índico.

Según el diario español, casi dos tercios de los océanos se encuentran más allá de cualquier jurisdicción nacional, por lo que la protección de ese tercio de los océanos que sí pertenece a algún país se está multiplicando en los últimos años, pero "con errores que se pueden repetir en alta mar". El objetivo internacional del proyecto es "proteger al menos el 10% de las aguas territoriales para el año 2020". Sin embargo, el apuro y la falta de presupuesto están llevando a la creación de "parques de papel", descriptas como áreas protegidas pero sin planes de gestión reales.

Populares de la sección