Las claves para mantener el calor dentro del hogar

Ante las bajas temperaturas, sepa cuáles son los métodos para que el frío no se instale en su casa
Embed

Claves para mantener el calor dentro del hogar

El frío llegó antes de lo esperado y por eso El Observador consultó a la Arq. Gabriela Pallares las claves para escapar del invierno dentro del hogar.

Cortinas Pesadas

Es recomendable mantener las cortinas bajas para que sirvan como barrera contra el frío, en especial aquellas con con pliegues de tela densa. Por el contrario, los rollers o las de tipo venecianas son menos útiles para estos propósitos.

Burletes en ventanas y puertas

Lo principal es asegurarse que no haya pérdidas de calor por huecos o agujeros en ventanas o puertas. Usar masilla en grietas o fisuras, y burletes en paños móviles. Igualmente, según Pallares, es aconsejable por lo menos 15 minutos de ventilación al exterior (preferiblemente en horas con mas sol, cerca del mediodía) para evitar condensaciones en muros por calefacción generando el oscurecimiento de superficies.

Colocar vidrios dobles

Si se tiene pensado cambiar aberturas el ideal es colocar vidrios dobles con cámara intermedia, funcionan muy bien para estos casos, y con respecto a aislación acústica del exterior también.

Alfombras

El suelo es el principal depósito como superficie del frío en una habitación: las alfombras generan un efecto barrera contra la sensación de frío. Asimismo los muebles o asientos con almohadones son más reconfortantes que los de madera o plástico directo.

Zonificar

Uno de los recursos cuando no se tiene calefacción central es cerrar puertas o definir espacios mas acotados donde está la fuente de calor.

Tapar ventilaciones/agujeros

Lugares como la cerradura, los ductos de ventilación de baños y cocinas permiten la entrada de aire directa desde el exterior. Se recomienda taparlas cuando no están en uso. Para la cerradura, como tip, se puede dejar la llave puesta mientras se esté dentro de la casa.

Aislaciones superiores

Cuando se usa calefacción por tuberías exteriores o tanques de agua, el ideal es revestirlos con mantas térmicas: Cuanto menos se enfríen, menor cantidad de energía se requerirá para claentar el circuito.

Optimizar asoleamiento

Abrir las cortinas cuando hay incidencia directa de luz solar: un buen asoleamiento bien aprovechado evita a veces varias horas de calefacción.

Radiadores

A veces el colocar laminas de aluminio reflectivo detrás de radiadores evita que parte del calor se absorba en el muro trasero y lo devuelve al ambiente optimizando el efecto. También se puede colocar un pequeño estante sobre el radiador para dirigir el calor hacia el ambiente.


Ropa

Los colores oscuros dan más calor pues absorben la energía, a diferencia de los claros que absorben la luz pero no filtran la energía. ¡Tal vez por eso siempre se usa el negro en invierno!

Chimenea

Si tiene chimenea y no la está usando, es un punto de salida directa de calor. Puede cerrarla introduciendo globos inflables en el ducto que se pincharán cuando se encienda la misma.

Cocina

Si cocina con el horno, al apagarlo, mantenga la puerta del mismo abierta: ayudará a dispersar ese calor en la habitación.

Ventiladores

Si tiene ventiladores de techo, el calor tiende a subir y los ventiladores programados al mínimo por un periodo corto pueden ayudar a bajarlo. Hay que revertir la dirección de las aspas pero es fácil implementarlo.


El invierno llegó más temprano de lo esperado y para evitar sentir frío también dentro de la casa, El Observador consultó a la arquitecta Gabriela Pallares sobre cuáles son las mejores formas de mantener el calor dentro del hogar.

Si bien se pueden utilizar métodos de calefacción como radiadores, aires acondicionados, entre otros, a través del ingenio y algunos recursos caseros se puede mejorar la sensación térmica en el hogar.


Populares de la sección