Las críticas de Lacalle Pou a un índice benévolo con Uruguay

El senador del Partido Nacional cuestionó los parámetros en presencia de la ministra de Industria, Carolina Cosse.
La presentación del índice de transformación de la fundación alemana Bertelsmann Stiftung –que mide el éxito y los retrocesos en el camino hacia una democracia basada en el cumplimiento de la ley y una economía de mercado socialmente responsable- y que ubicó a Uruguay en el cuarto lugar entre 129 países en desarrollo, fue escenario para una dura crítica del líder opositor a la gestión del FA.

El índice fue presentado ayer en la escuela de negocios del IEEM por Hauke Hartmann, director del proyecto BTI, y Daniel Chasquetti, el politólogo uruguayo que estuvo a cargo de calificar a Uruguay en los 49 temas que se consideran.

Luego, la ministra de Industria Carolina Cosse y el senador nacionalista Luis Lacalle Pou realizaron comentarios sobre los resultados. Y allí el líder opositor no solo cuestionó los puntajes asignados por Chasquetti en varios de los puntos sino que contestó rubro por rubro por qué cree que el país está peor que lo que refleja en ranking.

Por encima de Uruguay en el ranking 2016 está Taiwán, Estonia y República Checa. Uruguay es el mejor país posicionado en Latinoamérica por encima de Chile y Costa Rica y está, a su vez, mejor colocado que países en desarrollo de Europa, como Polonia, o de Asia, como Corea del Sur.

A nivel de "transformación política", el informe puntúa a Uruguay como primero entre los 129 países con 9.95 puntos sobre 10. El puntaje otorgado para medir la transformación económica es de 8.57 y lo coloca al país décimo en ese ranking.

Los matices

En la primera parte del encuentro, organizado por Cadal, el IEEM y la Fundación Konrad Adenauer, Chasquetti explicó que el puntaje fue asignado en diciembre de 2014 y que si tuviera que hacerlo en base a la realidad de hoy pondría otra valoración en varias de las preguntas.

La temática donde el país recibió un puntaje menor es en materia de política educativa.
En general, el informe concluye que Uruguay avanza de forma "exitosa" en su transformación pero advierte que su "principal desafío" sigue siendo alcanzar un "desarrollo económico sostenible".

La crítica

Justamente en la economía es que Lacalle Pou pegó más fuerte. "Cuando vi el índice lo primero que hice fue ponerme orgulloso. Tener un 9, más que con el corazón que con el cerebro se alegra", dijo. "Pero luego empiezo a leer el índice y ahí empiezo a mirarlo con un criterio subjetivo. Y el diagnóstico que hago no es tan favorable como la foto que se plantea. Entre la foto y la realidad no veo mucha coincidencia", dijo.

Y luego explicó los puntos en los que discrepa con la calificación de Chasquetti. "Tal vez en diciembre de 2014 estaba embuído por los resultados electorales y había un optimismo mayor", dijo.
Criticó por ejemplo que se le haya puesto 8 puntos en 10 a la competencia basada en el mercado. En los parámetros para calificar se establece que la presencia de un Estado fuerte en los mercados es perjudicial para el puntaje.

"En el período estudiado 2013-204, sin las agravantes que tenemos hoy, sabemos lo que pesaron los precios adminsitrados, las tarifas, los combustibles. Sabemos que los precios están lejos de ser un pago por el servicio", dijo Lacalle Pou y puso como ejemplo declaraciones del ministro de Economía Danilo Astori, quien aseguró que las tarifas públicas son "instrumentos financieros".

Otros rubros en los que Lacalle Pou ve un puntaje mayor al que considera real son: la liberalización del comercio, la política monetaria, la estabilidad macroeconómica y la "priorización degestión".
"En la política anti inflacionaria y cambiaria: nueve sobre 10. El gobierno se puso una vara e incumplió contumázmente. El BCU se fija un rango meta y siempre estuvo por arriba. En 2013 agranda el arco. De 3% a 6% (de inflación) lo lleva de 3% a 7% y ni así hicieron un gol".

En lo que tanto gobierno como oposición estuvieron de acuerdo es la valoración positiva del sistema democrático, donde Uruguay recibió 10 puntos en casi todos los parámetros (ver gráfico). La ministra Cosse hizo un "reconocimiento a todo el sistema político" por los datos que refleja el ranking en materia democrática.

Pero defendió los resultados del índice al mostrar otros ranking que también valoran positivamente a Uruguay. "Mirando este índice y otros, confirman la validez de este resultado", dijo.
Para Cosse, la foto del Índice de Transformación "son fundamentos sobre los que pararse para seguir adelante".

"Está bien que nos alegremos, pero esto sirve para reconocer el territorio y la trayectoria. Si pudimos realizar cambios que parecían imposibles, qué no podremos hacer si el piso que tenemos es la acumulación de las cosas que hemos logrado hasta ahora", agregó.

Más datos

El informe establece que la economía uruguaya sigue siendo "estructuralmente vulnerable" por su "tamaño", su dependencia en los países vecinos y los mercados extranjeros y su "alta dolarización". Por eso el informe señala que es necesario administrar la deuda de forma cuidada, una supervisión "estricta" del sistema financiero y un presupuesto "balanceado" para asegurar la continuidad de la inversión privada, el crecimiento económico y el bien estar social.

El documento también marca otros desafíos futuros para el país como, por ejemplo, la reducción del impuesto al valor agregado, el progreso de la reforma de la salud mediante la ampliación de la cobertura, la inversión infraestructural para permitir el crecimiento económico y la ya mencionada reforma de la educación. Además, se identifican la necesidad de reformar la administración pública, "donde los sindicatos operan como poderosos actores con veto".

Finalmente, más importante que todo, el informe establece que el Frente Amplio debe manejar sus propias diferencias internas.


Populares de la sección