Las cuatro horas de terror en Orlando

Cómo fue el ataque de Omar Mateen en la discoteca gay Pulse

Desde que Omar Mateen entró hasta que el ataque finalizó, cuatro interminables horas inundaron de terror a la discoteca gay Pulse de la ciudad de Orlando, en Estados Unidos. La masacre, que dejó un saldo de 49 muertos y 53 heridos, comenzó a las 2 de la mañana del domingo, hora pico en las discotecas de ese país. Estos fueron los hechos esa noche:

2.02 am: Omar Mateen estacionó su auto afuera de Pulse y entró a la discoteca armado con un rifle de asalto AR-15, una pistola de mano y munición. Inmediatamente abrió fuego contra los asistentes.

Una joven que había ido a bailar esa noche a Pulse, Amanda Alvear, publicó en la red social Snapchat un video que registró los primeros disparos.

Embed

2.06 am: Algunos clientes se escondieron en el baño y comenzaron a mensajear a su familia. "Mamá, te amo", le escribió Eddie Justice, que estaba dentro de la discoteca, a su madre Mina. Sus siguientes palabras, escritas cual telegrama, fueron "en discoteca están disparando". Mina Justice intentó llamar a su hijo por teléfono en ese momento, pero él no respondía. "Voy a morir". "Atrapado en baño", escribió Eddie. "Pulse. Centro. Llamá policía".

2.09 am: Los responsables de la discoteca escribieron en Facebook: "Todo el mundo váyase de Pulse y no paren de correr".

pulse orlando.JPG

2.50 am: Los mensajes entre Mina Justice y su hijo Eddie continuaban.

"La policía está ahí. Avisame cuando veas a la policía", escribió ella.

"Apurate. Él está en el baño con nosotros. Baño de mujeres", respondió su hijo. "Él es un terror".

"¿Estás lastimado?", replicó su madre un minuto más tarde. "Quedate ahí, a él no le gustan los gays", prosiguió.

-Escribime por favor.

-Te amo.

-No hagas nada.

-Quedate en el piso.

-Bebé, escribime.

Eddie ya no volvió a escribir.

Alrededor de las 3 am ingresó a la discoteca un equipo especializado en bombas del Departamento de Bomberos, ya que creían que el atacante podía haber llevado explosivos. También entró un equipo SWAT.

3.17 am: Brandon Wolf, que se encontraba dentro de la discoteca, tuiteó: "¡Por Dios! Disparos en Pulse. Nos escondimos en el baño. Y no podemos encontrar a nuestros amigos".

Embed

4.58 am: El departamento de Policía de Orlando publicó en Twitter lo que estaba ocurriendo y pedía a la población que se mantuvieran lejos del área.

Embed

5.00 am: El jefe de Policía de Orlando, John Mina, decidió que debía rescatar a quienes todavía se encontraban dentro del baño, rehenes de Mateen. Para ello, generaron una pequeña explosión que distrajera al atacante y con un camión especial del escuadrón SWAT rompieron una de las paredes del recinto.

5.53 am: El departamento de Policía de Orlando volvió a tuitear, esta vez para comunicar que el autor de la masacre había muerto.

Embed



Fuente: Agencias

Populares de la sección