Las deudas lecheras aumentaron US$ 130 millones respecto a 2014

El mayor endeudamiento es por efecto arrastre de las deudas pasadas

Hay un aumento del endeudamiento bancario del sector lechero en relación a 2014 que se ubica en más de US$ 90 millones, pero que sumado a otros canales de financiamiento privado significa un incremento de la deuda total en US$ 130 millones.

Esta información fue revelada ayer a El Observador por el gerente general del Instituto Nacional de la Leche (Inaleundefined, Gabriel Bagnato, quien explicó que se trata de una deuda global en el sector lechero que se ubica en alrededor de los US$ 330 millones, centrada en la parte de producción primaria, según un estudio de Inale.

La deuda del sector lechero representaba unos US$ 200 millones en 2014, pero a octubre pasado la cifra subió a unos US$ 290 millones sumando las deudas con otros actores privados fuera del circuito bancario, por unos US$ 26 millones y alrededor de US$ 14 millones más que se adeudan a República MicroFinanzas.

También se incluyeron las deudas que mantienen los productores con el Instituto Nacional de Colonización.

Bagnato explicó que existe un aumento en el endeudamiento bancario de más de US$ 90 millones y que en la parte fuera de los bancos es de US$ 30 millones, como República Microfinanzas y otros proveedores privados. Así, el endeudamiento de los tamberos subió en más de 50% con relación a lo que fue el comienzo de la crisis actual.

Parte de ese endeudamiento global se ha destinado fundamentalmente a cubrir deudas varias, aunque también parte de la cifra total corresponde a inversiones en la compra de vacas, maquinarias y alguna fracción chica de tierras.

Bagnato sintetizó 2016 al señalar que encontró al sector en el primer semestre en una situación muy complicada por la baja de los precios internacionales, agudizada por los problemas climáticos.
Fueron los meses más complejos porque luego que en 2015 se puso en funcionamiento el tercer fondo de financiamiento, que ayudó a resolver algunas situaciones que se había generado ese año, por la baja de los precios y también por aspectos climáticos, se llegó a 2016 donde era limitadas las acciones que se podían implementar.

En procura de acciones que mitigaran la situación, productores, industriales y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (IMGA) se pusieron a trabajar en un cuarto fondo lechero, cuya asistencia ocurre en momentos en que empiezan a generarse luces de recuperación en los mercados a partir de agosto, explicó Bagnato.

En materia de mercados, al analizar la oferta y demanda a nivel mundial en 2015 persistía un exceso de leche muy importante y no se correspondía con esta recuperación alcanzada en 2016.

Sin embargo, en la recuperación de este año los principales exportadores están operando con un decrecimiento en su oferta de producción, además ocurre una recuperación de la demanda.

La mayor presencia de China es clave

China está comprando este año más lácteos que en 2015 y es el principal demandante a nivel mundial. Además, se le asocia recuperaciones sucesivas en las licitaciones de Fonterra y también en los precios que se monitorean fuera de esa plataforma.

Con este panorama se prevé que esa mejora va a ocurrir a nivel de todo el sector y se esperan precios un poco mayores a inicios de 2017, con un escenario diferente al actual.


Populares de la sección

Acerca del autor